Inmunoterapias en combinación

Por: Dr. Jerónimo Rodríguez Cid, Oncólogo Médico Hospital Médica Sur y ONCARE CDMX, adscrito al INER.

Oncología.mx.-  El cáncer en la actualidad es un problema de salud pública serio, y lamentablemente sigue siendo subestimado por múltiples sociedades y gobiernos. Sin embargo, el   cáncer es un problema que crece y seguirá aumentando según los pronósticos a corto y largo plazo, es una epidemia que afecta a todo el mundo, independientemente del país, raza, religión, estado socioeconómico y edad. El cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo y la tercera en nuestro país, las proyecciones a corto plazo es que una de cada tres personas mayores de 50 años muera por una patología secundaria a esta enfermedad. De aquí que tenemos que unirnos como sociedad para prevenir, disminuir, diagnosticar y combatir al cáncer en todos sus ámbitos. El cáncer de pulmón tiene un deshonroso papel dentro de todos los tipos de cáncer, ya que es el tumor más mortal del mundo y las posibilidades de curación son sólo de 10%, en comparación con el 60% del cáncer de mama o 50% de los pacientes curados con cáncer de próstata. Pero no todo está perdido, existen nuevas estrategias que solas o haciendo sinergia con estrategias antiguas permiten aumentar la supervivencia, calidad de vida y control de síntomas de los pacientes con este tipo de cáncer.

La inmunoterapia, medicamentos diseñados para controlar la respuesta inmune -es decir la reacción de nuestras defensas hacia el tumor-, han demostrado en la actualidad ser uno de los tratamientos más efectivos contra el cáncer de pulmón. Esto se basa en el conocimiento de que nuestro sistema inmune es capaz de controlar y destruir células tumorales como una respuesta a las alteraciones genéticas propias de las células de cáncer. Lamentablemente la capacidad de nuestras defensas, en especial los linfocitos T, -quienes representan las células más especializadas en destruir células malignas-, pueden que- dar rebasadas y con ello permitir la existencia del cáncer y la propagación de este. Recuerden que en condiciones normales muchas de nuestras células están reproduciendo y adquiriendo alteraciones genéticas diariamente, secundario a procesos normales celulares, pero también como respuesta a los diferentes factores de riesgo como tabaquismo, obesidad, sedentarismo, entre muchos otros. Nuestro organismo tiene mecanismos de reparación genética y controles de muerte celular programada que evitan que tengamos cáncer. Si esto falla; aún queda la posibilidad de que nuestro sistema inmune pueda erradicar las células dañadas y evitar así la propagación de un cáncer. Es decir, cuando una persona tiene un cáncer diagnosticado, es porque dichos mecanismos de protección fallaron o no fueron suficientes para controlar a la población celular maligna. El otro conocimiento clave para entender cómo funciona la inmunoterapia es el entendimiento de como la célula cancerígena se comunica con el linfocito T y otras células inmunes para protegerse y evitar ser erradicada. Dos mecanismos (no únicos) muy interesantes es como el cáncer a través de ciertos receptores hoy conocidos, es capaz de engañar a la célula inmune y “apagarla”, “desconectarla”, o evitar el reconocimiento y de esta forma alterar la señal de “ataque” por parte de la célula inmune. También es capaz de alterar su microambiente generando una barrera física y química con otras células del entorno y algunas células inmunes para escapar o “esconderse”.

En la actualidad existen diversos medicamentos que en conjunto les llamamos inmunoterapia, capaces de regular de manera positiva esta interacción entre la célula de cáncer y el linfocito T, aumentando de esta forma la capacidad del sistema inmune de combatir y erradicar el cáncer. Este desarrollo ha permitido aumentar nuestra capacidad de combatir el cáncer de pulmón, logrando aumentar la supervivencia, la calidad de vida, el control de síntomas, entre otros, en beneficio de nuestros pacientes con esta terrible enfermedad. Dichos medicamentos se han convertido en el mundo y en nuestro país, en medicamentos esenciales en el arsenal contra el cáncer.

Sin embargo, para los oncólogos del mundo sigue siendo in- suficiente, ya que no pararemos hasta que podamos curar a la mayoría o todos los pacientes con esta terrible enferme- dad. De aquí que el paso natural en oncología sea, una vez que un medicamento o estrategia demostró ser útil; combinarla con estrategias previamente utilizadas. La estrategia lógica en cáncer de pulmón de combinación de estas nuevas terapias, es con la estrategia más tradicional, llama-    da quimioterapia. Si, esa quimioterapia, que el solo hecho de mencionarla les genera un escalofrió, esa palabra “quimioterapia” que esta tan satanizada, esa que las películas de drama nos la presentan como un infierno en vida y nada útil, esa que está rodeada de mitos e ignorancia, pero que afortunadamente en la realidad, como suele ser cuando los hechos se ponen en perspectiva, son muy distantes.

La quimioterapia, medicamentos que mediante reacciones químicas producen daño en el material genético y metabólico de las células del cáncer, inhibiendo la proliferación celular de di- chas células, sigue y seguirá siendo uno de los pilares más importantes de la oncología, y ahora combinado con la inmunoterapia ha demostrado sinergizar el efecto benéfico en los pacientes. Hoy las combinaciones de quimioterapia más inmunoterapia han demostrado aumentar la supervivencia, la tasa de respuesta, la posibilidad de vivir a largo plazo, la calidad de vida, el control de síntomas, la posibilidad de ser llevado después a un tratamiento con intención curativa -como cirugía o radioterapia-, aumentar el control en órganos vitales -como hígado o cerebro-, esto sin mayor toxicidad, por lo tanto, hoy muchos pacientes con cáncer de pulmón son beneficiados de la doble estrategia. Cabe mencionar que no todos los pacientes son candidatos a la combinación y que dicha decisión debe ser tomada por un médico altamente especializado.

Pero es una realidad que el cáncer de pulmón es cronificable y tratable, que en la actualidad hay mejores tratamientos y combinaciones para hacerle frente, y que todo paciente con este tumor debe y puede ser tratado. El futuro en cáncer, se los puedo asegurar, es bueno. Ayúdenos a quitar mitos, combatir la ignorancia, a esparcir conocimiento y a combatir esta epidemia.

Éste, y otros interesantes artículos, acompañados de reportajes; entrevistas y colaboraciones especiales con los más connotados especialistas a nivel nacional e internacional; los puede encontrar en nuestra Edición Especial Multimedia de la Revista Oncologia.mx: “Avances e Innovación en Cáncer de Pulmón 2020”, Edición Internacional con presencia en Ibero Latinoamericana. Consúltala de forma gratuita en  https://issuu.com/grupo-mundodehoy/docs/cancer_de_pulmon_2020

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

IMSS implementará un ONCOCREAN en el HGZ No. 2 “El Marqués”, Querétaro.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) hizo un llamado a madres y padres de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *