Foro Cáncer y Trabajo

Por: Redacción

El Instituto Nacional de Cancerología (INCan), la Fundación Fomento de Desarrollo Teresa de Jesús I.A.P (FUTEJE) y la Fundación Grisi A.C., llevan a cabo el Foro Cáncer y Trabajo, un primer ejercicio donde se recaban diferentes puntos de vista, necesidades y enfoques para plantear propuestas que den paso a la construcción de un Plan de Acción para el bienestar de los pacientes con cáncer.

El Foro Cáncer y Trabajo, creó un espacio de diálogo para mostrar las necesidades laborales de un grupo creciente, sensibilizar sobre un tema clave y dar voz a todos los involucrados, para abrir la conversación sobre el bienestar social de las personas con cáncer.

Presentación

En una sesión intensa de trabajo, diversos expertos en la materia abordaron la correlación del cáncer y el trabajo, un tema relevante en los pacientes con cáncer. Presentando así sus diferentes puntos de vista trabajaron en diversas mesas de dialogo, donde plantearon los diferentes retos para el paciente con cáncer en la vida laboral.

La lucha contra el cáncer, específicamente por la supervivencia de los pacientes es un tema muy común al hablar de esta enfermedad. Las innovaciones y avances médicos han permitido facilitar y agilizar estos procesos, desde lo quirúrgico, hasta determinar las mutaciones genéticas y aplicar biomarcadores que permitan personalizar los tratamientos. Con esto, la calidad de vida de los pacientes con cáncer se optimiza notablemente, aunque esto no quiere decir que todo esté resuelto. Con lo bueno, también se muestra en la sociedad una nueva limitante: la preservación del ámbito laboral, profesional y económico para estos pacientes.

María Teresa Cepeda, presidenta de Futeje, comparte su dicha ante el evento, y afirma que este “sin duda nos motivará a reflexionar sobre la situación actual que viven los pacientes con cáncer recuperados en el momento de reinsertarse al ámbito laboral y a las condiciones reales a las que se enfrentan los que han logrado algún tipo de contratación”. Cepeda hace énfasis en la importancia que el trabajo tiene para los pacientes con cáncer; “como lo señala la American Cancer Society el empleo nos puede recordar que tenemos un hábito más allá del cáncer, que somos valorados como personas trabajadoras. En ocasiones el cáncer puede provocarnos una sensación de aislamiento y soledad.”.

Tocando el campo psicoemocional, también habló acerca de la discriminación que mayormente sufren los afectados al tratar de reincorporarse a algún empleo –sea o no el mismo que tenían antes de ser diagnosticados–, “a pesar de que el entendimiento del cáncer ha mejorado entre la población, aún surgen prejuicios y temores en el lugar de trabajo, incluso si ya ha finalizado el tratamiento. Puede que afronten algunos incidentes discriminatorios, lo cual a mí se me hace una pena y una tristeza que no debería ocurrir hoy en día.”, dice Cepeda. Posteriormente, narró a los asistentes su experiencia como sobreviviente de cáncer, así como de su motivación para seguir adelante: “el mejor motivante fue tener esta vida productiva trabajando para la fundación. En un principio yo fui la directora, cuando iniciamos en la fundación teníamos otro objeto social. Tras el cáncer tuve la fortuna de convencer a mi patronato de dedicarnos a apoyar a la salud, especialmente a la lucha contra el cáncer de tubo digestivo.”, compartió.

Naturalmente, esta enfermedad no afecta sólo la parte laboral del individuo, sino en el resto del contexto que lo conforma, la presidenta de Futeje, consciente de esta situación dice que “he de señalar que más del 50% de las personas que hemos atendido se encuentran en una etapa laboral productiva y ocupan el rol de jefes de familia. Que en conjunto con la enfermedad genera un escenario, a veces, bastante difícil. En el núcleo propicia crisis, disfuncionalidad y desintegración. Por eso hemos realizado acciones para referir pacientes a empresas para su contratación o en su caso, para que aprendan alguna especie de oficio y que puedan ser remunerados además de mantenerlos activos.”, situación que da paso a hablar de la creación de políticas o normas laborales justas que protejan a todas las partes involucradas en este padecimiento.

La información y educación acerca de este tema es vital para poder establecer soluciones, es por ello que el Lic. Alejandro Grisi, Director de Grupo Grisi, habla acerca de la responsabilidad de los empresarios hacia el país. Enfatiza en lo poco optimas que son las posibilidades de la población mexicana para acceder a este tipo de tratamientos, así como de “mantener una calidad de vida durante el tratamiento. Estos foros son importantes para poder escuchar testimonios, compartir nuevas ideas y, sobre todo, alinear esfuerzos que nos ayuden a lograr mejores resultados y reducir el nivel de mortalidad”. Las estadísticas del país en cuanto a detección de la enfermedad son alarmantes; el 70 por ciento de los casos de cáncer se encuentran en etapas avanzadas al ser diagnosticados. “Según la OMS, es posible evitar 4 de cada 10 muertes por cáncer con intervenciones de promoción a la salud y prevención temprana.”, señaló.

La detección tardía de estos casos propicia una alta tasa de mortalidad, así como un aumento en los costos de tratamientos a largo plazo, por ello “la sociedad civil y el gobierno tenemos una gran responsabilidad para contribuir con información y campañas de prevención, sobre todo con la población de bajos recursos que carecen de posibilidades de chequeos tempranos.”, expreso el Director de Grupo Grisi.

En su intervención, el Dr. José Luis Aguilar, médico adscrito del Instituto Nacional de Cancerología, afirmó que “para llegar a la cima se necesita subir paso a paso en esta escalera. En México nos hacen falta muchas políticas públicas para poder abordar mejor este tipo de problemas, de medicamentos, de atención; las empresas pueden ser un muy buen eco sobre este tipo de situaciones”. La pandemia ha sido un tema clave en muchos aspectos de la humanidad, y en este foro no fue la excepción, el Dr. Aguilar compartió que una de las enseñanzas de esta contingencia fue que “como comunidad todos nos necesitamos. La mitad de nuestra población trabaja de manera informal, pero eso no los hace innecesarios. El problema en México es que, alrededor de 500 mil personas viven o han sobrepasado el cáncer, pero lo han hecho con mutilaciones, problemas de morbilidad a largo plazo, entre otros temas.

Testimonios

Durante el evento, se dieron a conocer algunos testimonios de pacientes con cáncer que tienen o tuvieron afectaciones en el campo laboral durante y después del tratamiento. Rocío García Ramírez fue diagnosticada con cáncer a los 31 años. “La empresa no tuvo reacción alguna en un inicio, porque no pude regresar. Cuando por fin volví, me corrieron. Entonces empezó un juicio laboral por despido injustificado, el cual terminó después de 5 años en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.”. El caso de Rocío llegó a ser tan importante, que funcionó como precedente en México para el Derecho a la No Discriminación Laboral por Enfermedad. En contraparte, Adriana Méndez, diagnosticada con cáncer de mama a los 30 años, tuvo un caso semejante; sin embargo, ella decidió no proceder legalmente y no volver a compartir, en futuros empleos, su situación médica porque “no me gusta que me tengan estigmatizada. Algo que aprendí sobre el primer trabajo que perdí, es que no hay que decir nada, la salud es personal.”. Las complicaciones dentro del cáncer van más allá de los hospitales; Carlos Álvarez, diagnosticado con cáncer de páncreas a los 56 años; sufrió laboralmente a causa de la pandemia, “perdí prácticamente a todos mis clientes. Sobrellevé la situación económica por medio del apoyo de familiares y amigos, además de un par de clientes con quienes trabajaba con cosas sencillas de diseño web, atención y mantenimiento de redes sociales. Con eso estuve sobreviviendo, pero el tema económico es brutal.”, compartió Carlos.

En el panel de testimonios de pacientes con cáncer; la Lic. Patricia Coconi, Departamento de Vinculación del INCan, lideró la conversación con la Lic. Jazmín González y el Lic. Carlos Chávez. Ambos presentaron dos posturas muy diferentes en el campo laboral, sin embargo, algo que coincide en ellos es: el silenciar la enfermedad.

Jazmín González fue diagnosticada con cáncer de mama. Lo más difícil para ella fue ocultar la enfermedad. Al inicio la empresa donde trabajaba fue accesible, tras la operación fue despedida por medio de un mensaje de WhatsApp. “El proceso psicológico fue la parte más fuerte en la resolución del caso, puesto que la situación me llevó a cuestionarme si en realidad tener cáncer era un motivo suficiente para ser despedida del trabajo.”, comparte Jazmín. “El apoyo de familia y amigos fue fundamental durante el proceso.”, añade. Por su parte Carlos Chávez, diagnosticado con cáncer de testículo a la edad de 24 años, compartió que lo más fuerte para él fue la cuestión física, debido a que limitaba en demasía sus actividades como docente. Su proceso fue mucho más sencillo que el de Jazmín; él no fue despedido de su trabajo, sin embargo, por su cuenta decidió que lo mejor sería renunciar para poder recibir su tratamiento en el INCan, agilizando el proceso que le ofrecían en el ISSSTE. Al reincorporarse, también se le pidió silenciar el tema del cáncer para ser aceptado en la SEP. Carlos compartió que “hay dos caras de comentar que eres paciente de cáncer: la primera es en la que te vuelves víctima, te miran con lástima; en la segunda te vuelves más fuerte, las personas reconocen esa resistencia de tu parte ante la idea de morir y celebran tu fortaleza al aferrarte a la vida.”, por ello, el piensa que el cáncer es algo que se debe normalizar.

Las recomendaciones de ambos hacia los involucrados radican en la empatía, la sensibilización y la educación en cuanto al tema, no sólo para los pacientes, sino para las instituciones, el gobierno; la sociedad. “Sean fuertes”, dice Carlos, “ser fuerte no es llorar, es seguir adelante y ser valientes. Hablar es algo que nos va a ayudar”.

Mesas de Trabajo

Durante el Foro se llevaron a cabo 3 mesas de dialogo en paralelo, las cuales englobaron temas eje entorno al Cáncer y el Trabajo:

Mesa 1: Desafíos que enfrentan las personas con cáncer

  • Moderadora: Dra. Laura Súchil
  • Participantes:
    • Dr. Óscar Galindo, Coordinador de la Unidad de Investigación en Psicología, INCan.
    • L. T. F. Isabelle Aloi Timeus, Presidenta de la Fundación Salvati, A.C.
    • Lic. Silvia Pérez, Consultora, Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED).
    • Mtra. Isolde Artz, Presidenta de la Fundación INMUNE.
    • Mtra. Socorro Nigó, Directora de Atención y Gestión Social de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer, I.A.P. (AMANC).
    • Act. Gianco Abundiz, CEO y Fundador Estadística Actuarial en Saber Gastar.
    • Mtra. Alejandra Platas, Presidenta y Cofundadora de Médicos e Investigadores en la Lucha contra el Cáncer de Mama (MILC).

Las conclusiones compartidas en esta mesa por la Dra. Laura Súchil, señalan que se necesita concientizar sobre la necesidad del trabajo en las personas diagnosticadas con cáncer basados en dato duro. “Durante mucho tiempo nuestra forma de trabajar ha sido anecdótica, se han generado experiencias interesantes, hay estudios hechos y publicados en revistas nacionales y extranjeras. Podemos usar ese dato duro para poder incidir en lo que queremos”.

Haciendo hincapié en que debe haber colaboración entre todos los sectores. “Si bien es cierto, el paciente en un inicio es responsabilidad del equipo médico e instituciones de salud; si de verdad queremos impactar la vida de las personas y su calidad de vida, tendremos que juntarnos tanto las organizaciones de sociedad civil y el sector privado –que representa un gran grupo de los empleadores –, juntos tenemos que llegar a diferentes acciones que permitan mejorar. Esto va de la mano con lo primero que debemos hacer; concientización, educación y trabajar en la prevención, no sólo de los aspectos de salud, sino aspectos sociales, emocionales, psicoemocionales y financieros”

Finalmente comentó que se deben iniciar programas donde se sensibilice a los trabajadores, así como a los que dirigen recursos humanos y diferentes áreas empresariales. “Hay un desafío con los jóvenes con cáncer que deberán ser reinsertados en la vida laboral, para ello tenemos que trabajar en diferentes programas en sociedad civil y en el gobierno. Promover la información que hay y favorecer la educación en la regulación, en las leyes y en los reglamentos”.

“Pensamos que este es el inicio de un movimiento que puede llegar a dar muy buenos resultados, por muy ambiciosas que sean las propuestas.”, afirmó la Dra. Súchil

Mesa 2: Líneas de comunicación

  • Modera: Lic. Constanza Linares.
  • Participantes:
    • Lic. Héctor Cervantes Andrade, Corredor Público 42, CDMX.
    • Lic. Mauricio Reynoso, Director General de AMEDIRH.
    • Lic. Celeste Bernal Barrera, Gerente de Comunicación Corporativa de CC.
    • Dra. Karla Báez Ángeles, Directora de Acceso AMIIF.
    • Senadora Alejandra Reynoso, Vicepresidenta de la Mesa Directiva del Senado.
    • Dr. Eduardo Garza, Director de Síntesis Comunicación.
    • Mayra Galindo, Directora General de la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer (AMLCC)

“El poder generar caminos de empatía con diversos núcleos involucrados, no sólo con los que padecen estas enfermedades, sino de todos con todos; porque cada quien (autoridades, empleados, empleadores, aseguradoras) también tiene una parte de construcción de soluciones que valgan la pena.”, compartió el Dr. Garza durante la presentación de conclusiones.

Donde señalaron también que se debe fortalecer una cultura en la cual se asuma la fragilidad humana, la finitud. Para que después de la empatía vengan las soluciones que no pueden ser tan estandarizadas como se quisiera.

Donde la importancia de ejercer los derechos, como empresa, como contribuyente a instituciones de salud; son derechos de empleadores al pensar en la productividad. Derechos de las personas a ejercer su salud, a conocer su expediente, de lo que pueden preguntar al doctor y lo que deben exigir a las distintas partes.

Mesa 3: Regreso flexible al trabajo

  • Modera: Francisco Freyría Sutcliffe.
  • Participantes:
    • Lic. Claudia Esqueda, Consejera de la Barra Mexicana, Colegio de Abogados.
    • Lic. Angélica Jazmín Pérez Gómez, Jefa de Trabajo Social/Psicoterapeuta Transpersonal FUCAM, AC.
    • Mtro. Kenji López Cuevas, Presidente en Cáncer Warriors de México – Consejero de la Mesa Directiva de la UICC.
    • Lic. Patrick Devlyn, Presidente de la Comisión de Salud del Consejo Coordinador Empresarial – Presidente del Patronato del Hospital Juárez de México.
    • Lic. Sandra Rojas Vázquez, Sub Directora de Información Laboral y Vinculación Especializada en Secretaría del Trabajo y Previsión Social.
    • Ing. Daniel Fernando Ramiro Reyes, Sub Director de Normatividad y Control de la Actividad Inspectiva en Secretaría del Trabajo y Previsión Social.
    • Dr. Carlos Alberto Hernández Guzmán, Primera Visitaduría General, Titular del Programa Especial de Sexualidad, Salud y VIH de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

“Sin duda y en desconocimiento de muchos, existen muchas normas, aunque hay un abismo enorme de que estén en un papel a que se estén ejerciendo.”, comento Francisco Freyría durante su participación en el cierre de conclusiones.

Donde se hace mención la necesaria creación o implementación de un protocolo de permanencia y retorno al trabajo dentro del marco legal existente. Por ejemplo, la norma 37 respecto al teletrabajo, considerando también sus limitantes. “Identificamos que hay un 45% de la población que está en el mercado informal”. Por lo que reforzar la política pública de la informalidad a la formalidad sería beneficioso, es un compromiso social con la comunidad, en la que se incluye a la familia. A pesar de que el afectado principal sea el paciente, todo el entorno familiar y todo lo que conlleva le da una importancia amplia.

Se propuso también llevar a cabo una política pública de enfermedades crónicas no transmisibles, donde se incentive las contrataciones o reinserciones. Así como campañas de concientización y colaboración interinstitucional; incluyendo a todos los sectores involucrados, para impulsar estas iniciativas para actualizar las normas.

Otra propuesta fue la reevaluación para capacidades laborales en beneficio de la reinserción. Para poder referir o recomendar a estos pacientes, a una labor que no se vea afectada, ni afecte al tipo de trabajo desempeñado.

En tanto el expediente clínico laboral, es una falta dentro de las mismas empresas de la prevención y detección oportuna. Tomando la labor de generar conciencia y educar en las empresas, como fuerza de refuerzo y seguimiento al tema de chequeos médicos.

Todas las ideas trabajadas en este foro implican nuevos retos, por lo que se pretende darles seguimiento, esperando se vean reflejadas muy pronto en programas de atención, en soluciones para los pacientes y una ley de cáncer en México.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Hepatitis y el desarrollo de Cáncer de Hígado

En México, de 2008 a 2019, se reportaron 25 mil 247 nuevos casos de infección …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.