¿Cómo abordar las brechas en la atención del cáncer en el África subsahariana?

El número de casos de cáncer y la mortalidad relacionada con el cáncer en el África subsahariana ha aumentado significativamente y se espera que casi se duplique entre 2020 y 2040(el enlace es externo) en las tendencias actuales. Ahora existe una necesidad apremiante de examinar las causas y establecer un plan de acción que permita a los países hacer frente a esta carga cada vez mayor, para que las personas que viven en el África subsahariana tengan la mejor oportunidad de prevenir o sobrevivir al cáncer.  

A principios de mayo, The Lancet Oncology publicó un informe de la Comisión sobre “ El cáncer en el África subsahariana(el enlace es externo)”, que emitió ocho llamados a la acción urgentes basados ​​en una evaluación detallada de la carga del cáncer en la región. El informe señaló las brechas significativas que deben llenarse, así como también cómo aprovechar el progreso hasta la fecha. También destacó las oportunidades que se pueden aprovechar para reducir las desigualdades en la atención y mejorar la vida y la salud de quienes viven en el África subsahariana.

La primera acción esencial recomendada por la Comisión es que los países desarrollen o actualicen planes nacionales de control del cáncer e implementen o amplíen la cobertura universal de salud (UHC) para incluir la atención del cáncer y garantizar el acceso equitativo a los servicios de salud. También deben incluir programas de cribado de rutina y detección temprana para cánceres relevantes y prevalentes (p. ej., de cuello uterino, de mama, colorrectal, de próstata) cuando se disponga de un tratamiento eficaz para estos cánceres.

Además, los planes contra el cáncer deben establecer un acceso sostenible y disponibilidad de medicamentos, y abarcar cómo manejar el cáncer y otras enfermedades como el VIH y la desnutrición que exacerban el riesgo de enfermedad y socavan la supervivencia

La Comisión también enfatiza la necesidad de datos confiables y, por lo tanto, la necesidad de mejorar la adquisición de datos, invirtiendo en registros y diagnósticos de cáncer. Finalmente, los países deben construir y mantener una fuerza laboral calificada e invertir en innovación e investigación, así como en telesalud y otros enfoques. que se utilizaron de manera efectiva durante COVID-19 para mejorar el acceso a la información y los servicios.

La UICC habló con uno de los comisionados y autores del informe, la Dra. Miriam Mutebi, miembro de la junta de la UICC, presidenta electa de AORTIC (Organización africana para la investigación y la capacitación en cáncer) y profesora asistente de cirugía en la Universidad Aga Khan en Kenia, para más detalles sobre lo que los países de la región pueden hacer para reducir su carga de cáncer.

¿Qué motivó una Comisión Lancet sobre el cáncer en el África subsahariana?

La Comisión comenzó justo antes de COVID-19 y el trabajo estaba muy atrasado. Hay un nuevo movimiento en oncología global que reconoce la necesidad de descolonizar la salud global (el enlace es externo) para abordar mejor los temas de justicia y equidad en salud. En esencia, esto significa desarrollar enfoques que involucren a los actores locales y reflejen los recursos, entornos y soluciones locales.

Por lo tanto, la Comisión de Oncología de Lancet se propuso desarrollar un marco que reuniera las respuestas actualmente fragmentadas a la situación del cáncer, aprovechar las lecciones aprendidas, presentar las mejores prácticas y examinar las oportunidades para que las diferentes partes interesadas colaboren y mejoren la atención.

¿Qué está impulsando el aumento en el número de casos de cáncer y muertes relacionadas con el cáncer?

Hay una serie de factores externos e internos, incluidos los cambios demográficos y de estilo de vida (inactividad, alimentos procesados, alcohol y tabaco, obesidad), así como la exposición ambiental y la genética. Los factores de enfermedades infecciosas también causan alrededor del 27% de todos los cánceres en la región: VPH y cáncer de cuello uterino, hepatitis B y C y cáncer de hígado, VIH y sarcoma de Kaposi. 

Durante mucho tiempo, la prioridad en salud en el África subsahariana han sido las enfermedades infecciosas, han sido el gran impulsor en términos de financiación. Ahora estamos viendo una pandemia emergente en torno a enfermedades no transmisibles como el cáncer y las enfermedades cardiovasculares, y dado que hay intersecciones frecuentes, debemos aprovechar la infraestructura existente y los programas de extensión para enfermedades transmisibles y aplicarlos a la atención del cáncer cuando sea posible.

Te puede interesar…

¿Cuáles son las principales lagunas en la atención que deben abordarse?

Los cánceres más prevalentes en África son los de mama, cuello uterino, próstata, gastrointestinal y sarcoma de Kaposi en regiones con alto nivel de VIH. En general, vemos una preponderancia de cánceres femeninos, pero esto también puede deberse a la falta de informes y datos confiables. Sin embargo, esto tiene implicaciones reales, porque las mujeres tienden a ser bastante vulnerables en términos de acceso; a menudo no son ellas las que toman decisiones sobre su salud.

Una de las primeras inversiones que hay que hacer es la recopilación de datos. Muchos países no tienen registros nacionales, o solo tienen pequeños registros basados ​​en la población que no siempre reflejan la carga nacional. La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer y las partes interesadas locales han intentado mejorar esto, lo que ha llevado a la creación de la Red Africana de Registros del Cáncer. Esto proporciona aprendizaje compartido, tutoría y apoyo para los registros en el continente. 

Las barreras para mantener registros sólidos en África tienen matices. Luego, la falta de datos también destaca la falta de capacidad de diagnóstico. Con frecuencia se requiere un diagnóstico de tejido para ingresar datos en un registro de cáncer. Sin embargo, muchos pacientes son diagnosticados clínicamente en etapas avanzadas de su cáncer, pero con frecuencia carecen de un diagnóstico histológico acompañante. Es importante aumentar el acceso y la capacitación en servicios de patología y mano de obra e impulsar la capacitación local en diagnósticos forenses, para mejorar y apoyar los registros de cáncer.

Por último, el cáncer debe convertirse en una enfermedad de declaración obligatoria. En Kenia, por ejemplo, gracias a los esfuerzos del programa local de control del cáncer, el año pasado se declaró el cáncer como una enfermedad de notificación obligatoria. Antes de esto, al igual que en muchos países de África, solo las enfermedades transmisibles como la tuberculosis se informaban tradicionalmente a las autoridades gubernamentales. Informar y fortalecer los registros ayudará a proporcionar información sobre la verdadera carga de la enfermedad, lo que ayudará a planificar intervenciones e inversiones.

¿Cuáles son algunos otros desafíos importantes para mejorar los servicios de cáncer en el África subsahariana?

El personal sanitario sigue siendo una barrera considerable. A menudo, los países pueden tener la infraestructura o las máquinas, pero carecen de personal calificado. La transformación digital de los últimos años ha abierto una gran cantidad de oportunidades para permitir que los pacientes y cuidadores accedan a atención especializada. La telesalud, la telepatología y la telerradiología permiten que un técnico realice pruebas, como un radiólogo que realiza una mamografía, mientras que el médico que interpreta los datos, en este caso el radiólogo, no tiene que estar en el lugar para brindar el diagnóstico. Sin embargo, a menudo he dicho que la tecnología no es la panacea para los sistemas de salud disfuncionales. Por lo tanto, una de las principales prioridades de los países de la región debe ser fortalecer la infraestructura de salud y garantizar una fuerza laboral calificada. 

También existen barreras sociales y culturales, como el estigma y el ‘fatalismo del cáncer’. Las personas no ven el sentido de buscar consejo médico o ayuda, si no creen que el cáncer se puede tratar. A veces ven la detección como buscar problemas o desear un mal karma para uno mismo. Otra barrera social importante es el hecho de que, en muchos entornos, las mujeres a menudo no están en condiciones de tomar decisiones sobre su salud, ya que con frecuencia necesitan apoyo financiero y, a veces, permiso para acceder a los servicios. Incluso cuando se trata de cánceres reproductivos, las decisiones clave con frecuencia las toman los hombres que deciden por ellos: un padre, un hermano, un esposo o la comunidad (colectivismo).

Para derribar estas barreras, el tema debe enmarcarse en términos de equidad en salud, acceso justo a los servicios, no como un “problema de la mujer” sino como un problema de la comunidad. Y debemos involucrar a todos los líderes comunitarios y religiosos y las partes interesadas, que desempeñan un papel importante como ‘guardianes’ para garantizar que las mujeres accedan a la atención que necesitan. Los sobrevivientes de cáncer y los grupos de defensa de base también desempeñan un papel esencial para acabar con los conceptos erróneos y los tabúes en torno al cáncer, al compartir sus experiencias e infundir esperanza en la narrativa del cáncer.

¿Y qué se puede hacer a nivel de los sistemas de salud?

Necesitamos estrategias que incorporen un enfoque integrado de atención; en otras palabras, ¡necesitamos tratar pacientes, no enfermedades! Por ejemplo, vemos pacientes con VIH, que acuden a un hospital todos los meses para recibir tratamiento, diagnosticados con cánceres en etapa IV. Esto no debería suceder: deben y pueden ser examinados y controlados regularmente por los médicos. 

Al mismo tiempo, debemos asegurarnos de que estos exámenes de rutina se puedan configurar sin sobrecargar a los proveedores de atención médica que ya manejan una gran cantidad de casos. La integración puede ser compleja, pero es factible y ciertamente un medio más eficiente en cuanto a recursos para detectar y detectar cánceres temprano que establecer programas completamente separados.

¿Qué pasa con el tema del acceso a los medicamentos? Algunas personas están muriendo de una enfermedad porque no están disponibles los medicamentos que podrían tratarlas con éxito. ¿Cómo puede cambiar esta situación?

Tenemos dos preocupaciones principales con respecto a los medicamentos esenciales contra el cáncer. El acceso en sí es un desafío: un paciente en el África subsahariana paga en promedio cuatro veces más que en los países de ingresos bajos y medianos en general, principalmente debido a la menor demanda de los países individuales, lo que significa que están comprando cantidades más pequeñas a precios más altos. costos Por lo tanto, tenemos una situación en la que los países con menos recursos son los que más pagan por las drogas. 

La segunda gran preocupación es la falta de regulación y control de calidad de los medicamentos, por lo que muchos genéricos pueden ser falsos o de calidad inferior. Este problema también se destacó en un comentario sobre nuestro informe también publicado en The Lancet Oncology . Además, muchos medicamentos de quimioterapia, así como antibióticos, se pueden comprar sin receta, lo que significa que existe un alto potencial de uso indebido. Este problema es solo la punta del iceberg y las soluciones son complejas y requieren una respuesta de asociación multifacética para garantizar la dotación de personal y la capacitación adecuados, adquisiciones conjuntas para la financiación y recursos conjuntos para el control y la regulación, por ejemplo, con una red de oncofarmacéuticos. La Coalición ATOM lanzada en mayo por la UICC fue diseñada precisamente para ofrecer soluciones a este complejo problema del acceso a los medicamentos.

Finalmente, mirando hacia el futuro, debemos mirar hacia la construcción de centros de excelencia, que ofrezcan una plataforma para el intercambio de conocimientos y experiencia en investigación, recursos clínicos, diagnóstico y capacidades de tratamiento en todo el continente. Ahora hay una masa crítica de mano de obra dedicada a lo largo del continuo del cáncer en África. Las colaboraciones intencionales tienen el potencial de detener la crisis emergente. ¡El momento de actuar ahora!

DZ

Para saber mas…

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Priorizan la atención de las mujeres con cáncer cervicouterino

Ovario.mx .-De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud el cáncer de cuello uterino …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.