Concientizan sobre el cáncer neuroendocrino

En el marco del Día Internacional contra el Cáncer Neuroendocrino, celebrado el 10 de noviembre, se vuelve fundamental concientizar sobre un padecimiento del que se habla poco. Los tumores neuroendocrinos son cánceres que comienzan en células especializadas llamadas células neuroendocrinas, las cuales tienen rasgos similares a los de las células nerviosas y productoras de hormonas.

Son poco frecuentes y pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, aunque la mayoría aparece en los pulmones, el apéndice, el intestino delgado, el recto y el páncreas. Algunos crecen lentamente y otros con mayor rapidez.     Pueden producir hormonas en exceso, otros no liberan hormonas y otros no las suficientes como para causar síntomas.

El diagnóstico y tratamiento depende del tipo de tumor, su ubicación, si produce un exceso de hormonas, lo agresivo que es y si se ha diseminado a otras partes del cuerpo.

Los tumores neuroendocrinos se conocen como “las cebras” del mundo del cáncer. Esto se debe a la rareza de la enfermedad y a que los síntomas se parecen a enfermedades más frecuentes como la de Crohn, asma, síndrome de intestino irritable y rosácea.

Te puede interesar…

Tipos de tumores neuroendocrinos

  • Carcinoma neuroendocrino

Puede comenzar en el estómago, páncreas y tracto gastrointestinal digestivo.

  • Tumores carcinoides

Generalmente se desarrollan dentro del recubrimiento del tracto digestivo y tienen un crecimiento más lento por lo que no provocan síntomas.

  • Feocromocitoma

 Se origina en las células cromafines de la glándula suprarrenal, especializadas en liberar adrenalina durante los momentos de estrés. Se produce en la médula suprarrenal, el área interna de las glándulas suprarrenales, por encima de los riñones. Los tumores aumentan la producción de adrenalina y noradrenalina, hormonas que aumentan la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

  • Cáncer de células de Merkel

Es muy agresivo, de crecimiento rápido y poco frecuente. También se puede denominar como carcinoma neuroendocrino de la piel o cáncer trabecular.

Ninguno de estos tipos presenta una causa ni unos factores de riesgo concretos conocidos. Sin embargo, algunos casos pueden aparecer agregados en familias, dando lugar a síndromes hereditarios cuando existen ciertas mutaciones germinales que pueden ser transmitidas en las sucesivas generaciones.

Entre los síndromes hereditarios destacan las neoplasias endocrinas múltiples de herencia autosómica dominante con potencial afectación de múltiples órganos.

No existen formas de prevenir las neoplasias neuroendocrinas esporádicas dado que no existen factores de riesgo concretos. Tampoco se realizan exploraciones rutinarias para su diagnóstico precoz, teniendo en cuenta que además son tumores poco frecuentes.

Debido a la baja frecuencia, crecimiento lento y presencia de síntomas inespecíficos, con frecuencia existe un retraso en el diagnóstico que puede prolongarse incluso varios años.

DZ

Para saber más…

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

La presencia de EYMSA en el RSNA 2021 refrenda compromiso con la tecnología médica

Electrónica y Medicina S.A., es una empresa dedicada a la venta, instalación y servicio de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *