Adaptaciones en la atención oncológica durante la pandemia de COVID-19

LaSalud.mx.– Al celebrar el Día Mundial contra el Cáncer, este próximo 4 de febrero, la Unión Internacional contra el Cáncer (UICC, por sus siglas en inglés) da voz y agradece su trabajo al personal de enfermería, médicos, investigadores, voluntarios y a las personas dedicadas a la defensa y la promoción de la causa y a otros cuidadores del ámbito de la oncología en todo el mundo, así como a las agencias gubernamentales, que llevan 12 meses trabajando en plena pandemia de COVID-19. 

El lema del Día Mundial contra el Cáncer, “Yo soy y voy a”, captura su extraordinario espíritu y la fuerza de la comunidad dedicada a la lucha contra el cáncer. 

Debido al Día Mundial contra el Cáncer, las historias que se han recabado durante el último año se expondrán en forma de testimonios y artículosen una página del sitio web oficial destinada especialmente a tal fin.

En estas historias se destaca que, a pesar de que la pandemia supone una amenaza para el progreso en la lucha contra el cáncer, también ha brindado la oportunidad de abordar puntos débiles de muchos sistemas de salud.

Una encuesta realizada por la UICC a más de 100 de sus organizaciones miembros en 55 países, incluidos la sociedad civil, hospitales, centros de investigación y grupos de apoyo a pacientes, reveló que sus ingresos y sus actividades organizativas están sometidos a una gran presión; casi tres cuartas partes de los miembros que realizaron la encuesta notificaron reducciones de ingresos de entre el 25 % y el 100 % en 2020, con proyecciones similares para 2021.

El mes pasado se publicó un análisis de los resultados de la encuesta en The Lancet Oncology. Los testimonios de los miembros de la UICC no hacen sino confirmar las dificultades de las organizaciones de lucha contra el cáncer para mantener servicios capaces de salvar vidas, no solo por la reducción de los recursos, sino también por las medidas que se han debido adoptar para contener la propagación del coronavirus y el miedo al contagio por parte de los pacientes.

En los informes se destaca la grave escasez de personal de primera línea, que a veces se debe reubicar para hacer frente a la COVID-19; las interrupciones y los retrasos en los programas de prevención, el proceso de diagnóstico y la realización de pruebas, los ensayos clínicos y la investigación; las dificultades para participar en actividades de divulgación a la comunidad debido a las restricciones de desplazamiento y de reuniones sociales; así como mayores obstáculos para acceder a medicamentos esenciales en países de rentas medias y bajas.

Te puede interesar:


Eira Movimiento Rosa, ha brindado atención médica a más de 7 mil mujeres de comunidades rurales

Tener buenos hábitos alimentarios es esencial para prevenir enfermedades crónico-degenerativas

El catedrático Anil D’Cruz, presidente de la UICC y director de Oncología en los Apollo Hospitals de la India, declaró: “Parece bastante claro que los trastornos en los servicios de atención oncológica durante el pasado año se materializarán en diagnósticos en etapas más tardías, lo que a su vez conllevará una mayor mortalidad relacionada con el cáncer. Y lo que es aún peor: el impacto económico más general de la pandemia sobre la atención oncológica seguirá haciéndose notar durante años, con toda probabilidad, incluso en los países con ingresos altos; en países de ingresos bajos y medios, su impacto será inconmensurable. Sin embargo, resulta esperanzador ver la increíble respuesta de la comunidad dedicada a la lucha contra el cáncer para mitigar estas consecuencias, tanto en India como en el resto del mundo. Sus historias son alentadoras, y estas organizaciones necesitan todo el apoyo que podamos brindarles para que sigan haciendo su increíble labor”. 

Los testimonios que recoge y exhibe la UICC son una muestra de cómo las organizaciones y profesionales de la salud se están movilizando en todo el mundo para apoyar a los pacientes, retomar las pruebas de detección y los diagnósticos, mantener la concienciación sobre la importancia de la prevención y brindar un entorno seguro para el tratamiento. Voluntarios y voluntarias se han puesto en marcha para llevar medicación e incluso alimentos a pacientes que lo necesitan, o para garantizar el transporte a los centros de atención sanitaria.

El sector privado está desarrollando tecnologías innovadoras para reducir el tiempo presencial en los centros de atención al tiempo que se mantiene la calidad del tratamiento. La tecnología digital está permitiendo a los y las profesionales de la medicina y a los centros de investigación colaborar e intercambiar conocimientos a escala global, además de acelerar la transformación hacia un enfoque más centrado en el paciente. 

La Dra. Miriam Mutebi, especialista y cirujana oncóloga dedicada al cáncer de mama en el Hospital Aga Khan University de Kenia y miembro de la Junta Directiva de la UICC, explicó: “En los últimos años se ha producido un gran progreso en la atención oncológica. En los países de renta alta, hemos visto descensos en las tasas de incidencia y de mortalidad de determinados cánceres. En las regiones de renta media y baja, como África, estamos constatando un prometedor aumento de la concienciación respecto al cáncer y, además, se avanza hacia la implantación de planes nacionales de control de la enfermedad. Ahora no solo no hay que perder terreno, sino que, al avanzar, debemos aprovechar las adaptaciones e innovaciones que surgen como aspecto ‘positivo’ de la COVID-19 y la oportunidad de mejorar los sistemas de salud cuando pase la pandemia”. La lucha contra el cáncer sigue enfrentándose a retos considerables.

El impacto generalizado de la pandemia hará que a los países les resulte más difícil alcanzar ciertos objetivos de desarrollo sostenible, en particular las metas relacionadas con la salud y la cobertura sanitaria universal.

También es posible que ralentice la estrategia global, ambiciosa pero realista, de la OMS para eliminar el cáncer de cuello de útero en pocas generaciones. Al mismo tiempo, el hecho de que la comunidad internacional haya adoptado esta estrategia en el punto álgido de la pandemia demuestra la capacidad de gobiernos y organizaciones para unirse y dar vida a la promesa de que las generaciones futuras de mujeres no morirán por una enfermedad evitable. 

El Dr. Cary Adams, director Ejecutivo de la UICC declaró: “La COVID-19 ha afectado al control del cáncer a escala global, y la respuesta de la comunidad dedicada a la lucha contra el cáncer ha sido extraordinaria, heroica incluso. Este año más que nunca, debemos celebrar los logros del Día Mundial contra el Cáncer. En 2021, tratemos de volver a centrar nuestros esfuerzos colectivos en los retos a largo plazo que plantea el cáncer en todos los países del mundo. Tenemos que prevenir más, diagnosticar antes y asegurarnos de que todas las personas que vivan con cáncer tengan acceso al tratamiento de calidad que necesitan”. 

El Día Mundial contra el Cáncer 2021 estará dedicado al valor y a los logros de la gente que vive con cáncer y sus familias, así como a los enfermeros y enfermeras, médicos y médicas, investigadores e investigadoras, voluntarios y voluntarias, defensores y defensoras y demás personas que se preocupan y trabajan en su nombre; es un llamamiento para que todo el mundo ayude a salvar las vidas que arrebata esta enfermedad. 

Te puede interesar:

MICAELA brinda atención integral a pacientes diagnosticadas con cáncer cervicouterino que no cuentan con seguridad social

Programa MICAELA ha brindado medicamentos e insumos sin costo a pacientes con CaCu

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Rehabilitación física integral del paciente oncológico.

Por: Lic. María Dolores Rius Suárez* LaSalud.mx.- El impacto que genera el diagnóstico de un …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *