El PET-CT y PET-RM en Cáncer de Pulmón

Por: Dr. Sergio Andrés Criales Vera y Dra. Eunice Alejandra Lara García

Pulmon.mx.- El PET-CT es un método diagnóstico por imagen, híbrido, pues combina la tomografía por emisión de positrones y la tomografía computada (PET-CT, por sus siglas en inglés), en el cual se visualiza todo el cuerpo. Para realizarlo es necesario administrar al paciente un radiofármaco o radiotrazador; el cual puede ser inyectado, inhalado o deglutido, dependiendo del tejido u órgano que se quiera estudia. En el caso de pacientes oncológicos (y en particular en el cáncer de pulmón) el más ampliamente utilizado se llama 18FDG, que es un análogo de la glucosa y tiene la capacidad de depositarse en sitios de mucha actividad bioquímica o metabolismo, como pueden serlo las células con cáncer o tumores.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es sergio_criales.jpg

El estudio se realiza en un sola máquina o escáner que, visto de frente, parece una dona gigante, en medio de la cual se desliza una mesa donde va acostado el paciente, similar a un equipo de tomografía computada. Este escáner es capaz de adquirir, de manera casi simultánea, dos tipos de imágenes: la imagen anatómica dada por el estudio de tomografía y una funcional proporcionada por el PET, donde se visualiza la distribución espacial de la actividad metabólica o bioquímica dentro del cuerpo, misma que se representa como manchas brillantes en la imagen. El escáner, a través de un programa especializado, fusiona ambas imágenes, haciendo posible identificar las áreas de mayor radioactividad (del PET) con un detalle anatómico y preciso en las imágenes de tomografía. Además, se obtienen reconstrucciones en 2D y 3D del estudio.

Antes, el PET por si solo no nos ofrecía información anatómica certera por lo cual su valor era limitado, ahora con el PET-CT esa limitación ya no existe.

El estudio no requiere que el paciente este hospitalizado antes o después del mismo, sin embargo, es importante que el paciente tome en cuenta lo siguiente: el tiempo estimado para realizar el estudio es de aproximadamente 2 horas, esto incluye la preparación previa a la adquisición de las imágenes, es decir, la administración del radiofármaco, siendo la inyección intravenosa la vía mas comúnmente usada por el tipo de radiotrazador empleado, como se mencionó anteriormente. Después de la inyección, es necesario que el paciente espere alrededor de 30 a 60 minutos antes de la adquisición del estudio, para dar tiempo a que el fármaco se absorba de forma óptima en todo su cuerpo.  Pasado ese tiempo el paciente se recuesta en la mesa del escáner, boca arriba, para comenzar el estudio, cuya duración aproximada es de 30 minutos. En algunos casos, será necesario inyectar adicionalmente un medio de contraste intravenoso durante en estudio, para incrementar o mejorar la caracterización de las imágenes de la tomografía. En el transcurso de la adquisición de imagen es importante que el paciente permanezca tranquilo, sin moverse ni hablar.

Esta imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es thumbnail-1.png

Después del estudio el paciente puede irse a su casa sin ningún cuidado en particular, solo la indicación de tomar abundante agua el resto del día para ayudar a la eliminación del radiofármaco de su cuerpo.

En pacientes con cáncer de pulmón, este estudio es útil en los siguientes escenarios:

  • Para el diagnóstico. Ante un nódulo o masa pulmonar, este estudio permite caracterizar y distinguir entre una lesión benigna  de una maligna.
  • Estatificación o reestadificación. Es decir, valorar la extensión de la enfermedad en el pulmón o en otros sitios, como por ejemplo ganglios linfáticos, antes de iniciar un tratamiento.
  • Sospecha de metástasis o diseminación de la enfermedad a otros sitios u órganos; como pueden ser el hígado, huesos, glándulas suprarrenales, etc. 
  • Sospecha de recurrencia de la enfermedad, o si existe tumor viable después del tratamiento definitivo.
  • Planeación para Radioterapia.

Limitaciones: cerebro, médula espinal, seguimiento posterior a tratamiento.

La información que proporciona el PET-CT es de gran utilidad para el médico oncólogo al momento de determinar la mejor opción terapéutica o el manejo para cada paciente.

Este tipo de estudios deben ser supervisados e interpretados solo por médicos especialistas Radiólogos y Nucleares expertos, pues requiere de un análisis cuidadoso de las imágenes y de un amplio conocimiento del comportamiento radiológico y metabólico de diversas enfermedades, ya que existen varios padecimientos que pueden tener comportamiento similar al cáncer sin serlo y viceversa, algunos tipos de tumores pueden no ser evidentes en estudios como este y requerir pruebas adicionales.

Muy pronto en México se contará con una nueva tecnología: el PET-RM (resonancia magnética), otro tipo de estudio dos en uno, realizado en una sola máquina, dentro de la cual de forma simultánea se combinan las imágenes del PET y las de RM pero, a diferencia de la tomografía computada basada en emisión de rayos x para obtener las imágenes, la resonancia magnética utiliza un fuerte campo magnético para tal propósito, mismo que mide la alineación de los átomos de hidrógeno que se encuentran dentro de las células del paciente y, además de proporcionar información anatómica detallada, también ofrece cierta información funcional.

Algunos beneficios adicionales del PET-RM sobre el PET-CT son: mayor certeza diagnóstica en lesiones o enfermedades cerebrales o de la médula espinal, mayor resolución de lesiones de tejidos blandos (músculo esquelético, mama, p.ej.), mejor caracterización de órganos como el corazón, hígado y próstata, así como de su actividad metabólica y menor exposición a la radiación, reduciendo hasta el 50% de la misma, lo cual es muy importante sobre todo en los pacientes pediátricos.

Debido a que el PET-RM utiliza un gran magneto para adquirir las imágenes de RM es necesario, antes de someterse al estudio, que el paciente informe al médico, si tiene algún implante de metal en su cuerpo, para que él pueda decidir si es seguro o no llevarlo a cabo. Estos implantes pueden ser: marcapasos o desfibrilador implantable (para alteraciones del ritmo cardiaco), clip o marcador quirúrgico, implante coclear (en el oído), prótesis o fragmentos metálicos de otro origen (trauma o accidente previo, p.ej.).

Al igual que el PET-CT, el PET-RM requiere la inyección de un radiofármaco o radiotrazador aproximadamente 1 hora antes del estudio para su adecuada absorción, una vez pasado el tiempo requerido el paciente es llevado a la sala del equipo, y acostado en una mesa, similar a los pasos descritos para el PET-CT. Adicionalmente, en algunos casos será  necesario inyectar un medio de contraste intravenoso durante la adquisición a fin de mejorar las imágenes de RM. Una diferencia importante es que, para la adquisición de las imágenes de PET-RM, se requiere colocar una especie de cubierta plástica al paciente.

Este estudio es seguro y puede realizarse de forma ambulatoria; una vez terminado, el paciente puede irse a su casa.

Éste, y otros interesantes artículos, acompañados de reportajes; entrevistas y colaboraciones especiales con los más connotados especialistas a nivel nacional e internacional; los puede encontrar en nuestra Edición Especial Multimedia de la Revista Oncologia.mx: “Avances e Innovación en Cáncer de Pulmón 2020”, Edición Internacional con presencia en Ibero Latinoamericana. Consúltala de forma gratuita en  https://issuu.com/grupo-mundodehoy/docs/cancer_de_pulmon_2020

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Según datos de GLOBOCAN 2020, uno de cada 8 casos diagnosticados de cáncer fue de mama

El cáncer de mama es el más común en todo el mundo (11,7% del total …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *