Cáncer de Pulmón y EPOC

Por: Dr. Jesús Javier Vázquez Cortés, Vicepresidente de la Sociedad Mexicana de Neumología y Cirugía de Tórax. Neumólogo Hospital Ángeles Lomas.

Pulmon.mx.– La Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es una enfermedad común, prevenible y tratable, caracterizada por síntomas respiratorios y limitación al paso del aire, desde y hacia los pulmones persistentes, como resultado de la exposición a partículas o gases nocivos, que provocan alteraciones en los conductos respiratorios y en el propio pulmón.

La frecuencia en Latinoamérica y en México, es cercana a 20% en fumadores a partir de los 40 años de edad.

La mejor y más fácil manera de prevenir la presentación y desarrollo de la EPOC es NO fumar o dejar de hacerlo. Actualmente, se sabe que fumar más de 5 cigarros por semana ya es un factor de riesgo para el desarrollo de enfermedades asociadas; pulmonares, cardiovasculares y neoplásicas (cáncer). También la exposición a humo de biomasa (leña, estopa, papel, cartón) que se utiliza para calentar alimentos, agua o habitaciones en poblaciones menos favorecidas económicamente, es un factor de riesgo para desarrollar EPOC. La exposición a cualquier tipo de cigarro electrónico también conlleva riesgo de daño en los conductos que transportan aire hacia y desde los pulmones, así como al propio tejido pulmonar, por las múltiples sustancias que utilizan, el calor y la fuente de energía (pila), lo que genera alteraciones estructurales desde boca y garganta hacia los pulmones, y que pueden incluso desarrollar daño aún más acelerado que el consumo habitual de tabaco.

El daño en las personas que tienen riesgo por exposición se genera en dos sitios; el primero, los conductos por los que entra y sale el aire de los pulmones que son los bronquios, éste daño genera que el calibre de los mismos disminuya de manera progresiva, dificultando el paso del aire, además de generar tos y flemas (es la llamada bronquitis crónica), y el otro, el daño como tal al tejido pulmonar (o alveolar) que genera destrucción del mismo (a lo que llamamos enfisema pulmonar), es decir los pacientes tienen dos problemas dentro de una sola enfermedad, la bronquitis crónica y el enfisema pulmonar.

Los síntomas más frecuentes que acompañan la EPOC son; tos generalmente con flemas y falta de aire durante el esfuerzo. Estos síntomas son variables en intensidad, dependiendo el grado de la enfermedad, desde muy leves y que podrían pasar por “normales” para el fumador, hasta ser incapacitantes para caminar, vestirse y/o bañarse.
El diagnóstico de la enfermedad se realiza con una prueba que se llama espirometría, que permite medir cuanto aire entra y sale de los pulmones, y que tan rápido o lento ocurre, para medir y calcular la perdida de calibre de los bronquios y la rigidez de los pulmones.

Hoy en día, la enfermedad es tratable, ya que existen múltiples opciones terapéuticas para tratar que los pacientes tengan la mejor calidad de vida, síntomas más leves y mejor tolerancia al ejercicio.

Varias enfermedades están asociadas a la EPOC (comorbilidades), dentro de éstas la más frecuente es la cardiovascular (hipertensión, arritmias y problemas de la irrigación de las coronarias -como en el infarto-); también la depresión y ansiedad, la anemia, las infecciones respiratorias y la diabetes o el síndrome metabólico son frecuentes en los pacientes con EPOC.

El cáncer de pulmón es una comorbilidad asociada a la EPOC frecuente, y tiene que ver en especial con la exposición a tóxicos inhalados, en especial por fumar cigarro, que conocemos que tiene múltiples cancerígenos (más de 1,000) y que van de manera directa y repetida hacia los pulmones, por lo que con mucha frecuencia encontramos tumores y cáncer de pulmón en los pacientes con EPOC. Se calcula que mientras más severa es la EPOC, el riesgo de tener cáncer de pulmón también se incrementa, es decir, los enfermos de EPOC leve tienen algo así como 4 veces más riesgo de cáncer de pulmón que las personas que no tienen EPOC, pero los que tienen EPOC grave o muy grave tienen hasta 12 veces mayor riesgo de presentar cáncer de pulmón, en comparación con la población que no fuma.

En conclusión, sin duda el tabaquismo (y al paso de unos años lo veremos también por cigarro electrónico), dentro de sus múltiples riesgos a la salud, es la causa más frecuente de Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) y conlleva un riesgo incrementado para el desarrollo de cáncer de pulmón.

Éste, y otros interesantes artículos, acompañados de reportajes; entrevistas y colaboraciones especiales con los más connotados especialistas a nivel nacional e internacional; los puede encontrar en nuestra Edición Especial Multimedia de la Revista Oncologia.mx: “Avances e Innovación en Cáncer de Pulmón 2020”, Edición Internacional con presencia en Ibero Latinoamericana. Consúltala de forma gratuita en  https://issuu.com/grupo-mundodehoy/docs/cancer_de_pulmon_2020

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

En el Buzón “No te Rindas”, los niños escriben cartas con mensajes motivacionales que les ayuda a seguir sus tratamientos.

LaSalud.mx.– Luis Antonio o “Tony”, como le gusta que le llamen, tiene 11 años de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *