Imagen de la web

Influencia del COVID-19 en la inmunoterapia

Por: Dr. Jerónimo Rodríguez Cid, Oncólogo Médico del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER) y Médica Sur

En las etapas más avanzadas de la mayoría de los tipos de cáncer, el tratamiento sistémico (tratamiento que se administra por vía intravenosa u oral) se vuelve el pilar más importante para combatir esta enfermedad. La cirugía o radioterapia tienen una gran relevancia, aunque su papel generalmente es más importante en etapas localizadas o localmente avanzadas del cáncer.

Existen tres tipos de tratamientos sistémicos: la quimioterapia, el tratamiento dirigido y la inmunoterapia, que utilizados por si solos o en combinación tienen el objetivo de aumentar la supervivencia, mejorar calidad de vida y disminuir síntomas en el paciente. La quimioterapia, medicamentos que destruyen celúlas malignas alterando funciones celulares durante la reproducción del cáncer, ha sido la base para generar hoy tratamientos más modernos y efectivos. El tratamiento molecular dirgido, también llamado tratamiento biológico se basa en el conocimiento de los genes alterados en el cáncer que producen que dichas células se reproduzcan sin control, inactivando así dichos genes y afectando negativamente el crecimiento celular.  El tercer tipo es la inmunoterapia y es probablemente el pilar más nuevo, y también uno de los que más ha evolucionado en los últimos 5 años

En el tratamiento de inmunoterapia se emplean medicamentos especialmente diseñados para despertar y mejorar la capacidad de la respuesta inmune del organismo para reconocer, atacar y eliminar las células del cáncer. Actualmente este tipo de tratamiento es muy importante para tratar a pacientes con etapas avanzadas de cáncer, por ejemplo: puede ser empleado en alrededor de un 60% de pacientes con cáncer de pulmón avanzado, en un 15% a 20 % de pacientes con cáncer de mama avanzado, entre un 90% – 95% de pacientes con cáncer de riñón avanzado y en un 65% – 70% de pacientes que tienen melanoma avanzado. Funciona también en cáncer de cabeza y cuello, cáncer de vejiga, linfoma de Hodgkin y cáncer de esófago, entre otros. Hoy en día no se puede visualizar un avance en el tratamiento oncológico sin la inmunoterapia.

Desde que iniciamos esta pandemia, múltiples estudios y comunicaciones de todo el mundo han demostrado que la manifestaciones  mas graves de COVID -19 se presentan con mayor grado en pacientes  que padecen enfermedades crónicas,  tales como Diabetes, Hipertensión y Cáncer, aumentando la posibilidad de ser hospitalizado y la mortalidad por esta enfermedad causada por el virus SARS-COV-2.  Por otro lado no hay asociación de que los diferentes tratamientos utilizados en paciente con cáncer , incluyendo quimioterapia y radioterapia, aumente la posibilidad de morir por COVID 19, exceptuando la inmunoterapia.

Te puede interesar:

IMSS y el Instituto Nacional de Cancerología firman convenio de colaboración


Recordemos que la inmunoterapia funciona activando ciertos mecanismos biológicos-celulares que aumentan la  actividad de las células inmunes contra el tumor, pero que también tiene la posibilidad de desencadenar algunas reacciones adversas parecidas a la que se da en las enfermedades autoinmunes, donde tradicionalmente las defensas de nuestro organismo, no reconocen un órgano como propio y lo atacan. Muchos de los mecanismos de daño a órgano que generan gravedad causados por el COVID 19, se comparten con los factores de generación de daño de las enfermedades autoinmunes y de  los eventos adversos causados por la inmunoterapia.  Por esta razón, se deben brindar cuidados mayores a los pacientes que reciben inmunoterapia y tienen COVID-19.

Es importante no tener miedo a la inmunoterapia porque las probabilidades de un efecto adverso son muy bajas. Cuando un paciente con cáncer tiene COVID-19, independientemente del tratamiento que esté recibiendo, se debe tratar la COVID-19 y una vez que el paciente se recupere, debe continuar normalmente con su tratamiento.

Actualmente distintas entidades de salud a nivel nacional están llevando a cabo la gran labor de apoyar a todos los pacientes con cáncer que reciben inmunoterapia para reducir su riesgo de contagio ante la epidemia por COVID-19 y, en caso de haber contraído la enfermedad, brindarles la atención médica pertinente para que su salud mejore y puedan seguir con la inmunoterapia.


En la Sociedad Mexicana de Oncología (SMEO) se lleva un registro de pacientes con cáncer que tienen o han tenido COVID-19, información que será de gran utilidad para generar procedimientos de mayor cuidados y beneficio en el paciente con cáncer .

Te puede interesar:

SMeO trabaja en crear una red de investigación que incluya a Centros Oncológicos de bajo volumen

Premio Nobel de Medicina 2018 será el invitado de honor en el Congreso de SMEO

Acerca Redacción

También te puede interesar

LCAM: grupo de organizaciones internacionales que apoya a pacientes con cáncer de pulmón

Pulmon.mx.- LCAM.org, es un grupo de organizaciones internacionales líderes en investigación y apoyo a pacientes, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *