Dr. Ledermann presentó el Simposio "Experiencia en el tratamiento de Cáncer de ovario Epitelial con mutación BRCA"

Ovario.mx.- En México cada año se diagnostican 4 mil nuevos casos de cáncer de ovario, considerado como el tercer cáncer más frecuente del aparato reproductor femenino y segundo lugar por causa de muerte, se desarrolla sobre todo en mujeres entre 50 y 70 años de edad.

El cáncer de ovario es uno de los más agresivos, es considerado como un asesino silencioso, ya que de todos los tipos de neoplasias de la mujer es el que con mayor facilidad puede conducir a la muerte, tres de cada 4 mujeres con cáncer ovárico sobreviven un año después del diagnóstico, si el diagnóstico se hace al comienzo de la enfermedad y el tratamiento se recibe antes de que el cáncer se disemine por fuera del ovario, la tasa de sobrevida a 5 años es alta.

La agencia para el control de alimentos y medicamentos de Estados Unidos (FDA) aprobó recientemente el primero de una nueva clase de medicamentos diseñado para inhabilitar la capacidad de una célula cancerosa para reparar su ADN. El inhibidor de PARP (poliribosa polimerasa ADP) se aprobó con una prueba de acompañamiento diagnóstico para el tratamiento de pacientes con cáncer de ovario con mutación en los genes BRCA.

En el ensayo clínico la sustancia denominada Olaparib  explicó el Dr. Jonathan Lederman, profesor de oncología médica de la University College London, bloquea totalmente la proteína PARP para evitar que ayude a que los genes alterados se reparan dentro de la cadena del ADN, provocando la muerte de las células malignas, reconociéndolo como un inhibidor selectivo y de precisión. El tratamiento puede convertir la enfermedad en un padecimiento crónico en lugar de que sea una sentencia de muerte cuando se detecta en etapas tardías.

La fórmula tiene la peculiaridad de impedir que las células cancerígenas se reproduzcan a través de un método de bloqueo y reparación. Anteriormente no existía un medicamento especifico para cáncer de ovario, con la llegada de Olaparib se abren nuevos caminos para estas pacientes, aseveró el especialista.

Una nueva mirada a las mutaciones de los genes de BRCA para el tratamiento del cáncer de ovario abre nuevos caminos en el diagnóstico personalizado. Este abordaje permitirá aplicar el tratamiento correcto, en el momento correcto, concluyó el especialista, durante el simposio “Experiencia en el tratamiento de Cáncer de ovario Epitelial con mutación BRCA con Olaparib”.

En México AstraZeneca implementó un programa de búsqueda de mutaciones en los genes BRCA en mujeres diagnosticadas con cáncer de ovario, realizando estas pruebas en más de 200 mujeres, ayudándolas a contar con un diagnóstico correcto de acuerdo a sus características genéticas. 

En AstraZeneca creemos que la medicina personalizada transformará la forma en que usamos la medicina si aplicamos la ciencia de la mejor manera posible. La forma de hacer esto es mediante el desarrollo de nuevos medicamentos vinculados a pruebas de acompañamiento diagnóstico para seleccionar a los pacientes en los cuales el tratamiento sea más efectivo, este enfoque busca apoyar a los médicos en la toma de decisiones de tratamiento, así lo señaló Ugo Dejacobis, Director General de AstraZeneca. 

El programa en México continuará de manera permanente, buscando beneficiar a la mayor cantidad de mujeres, contribuyendo a hacer realidad para nuestro país, la promesa de la medicina personalizada.

Estudio “Utilización de Olaparib en cáncer de ovario por mutación en el BCRA”

El Estudio de fase 2 en cáncer ovárico demostró que las pacientes con mutaciones BRCA1 y BRCA2 tuvieron una respuesta preferente a un inhibidor de PARP.

En este estudio de pacientes con cáncer ovárico seroso recurrente sensible al platino, el tratamiento de mantenimiento con olaparib (400 mg dos veces al día) produjo una mejoría significativa en la supervivencia sin progresión respecto del placebo y el mayor beneficio se informó en pacientes con una mutación en BRCA. 

Al corte de datos para el análisis provisional de supervivencia general (madurez del 52% en pacientes con mutación de BRCA) no se encontró una diferencia significativa en la supervivencia general, en parte porque 14 (23%) de 62 pacientes con BRCA mutado en el grupo placebo que eran elegibles para tratamiento oncológico subsiguiente recibieron un inhibidor de PARP después de la progresión. 

Además, los datos de la supervivencia general no tenían la madurez suficiente para permitir una comparación con el poder adecuado entre los grupos terapéuticos. Los análisis exploratorios hasta el momento del tratamiento subsiguiente o la muerte, y el tiempo hasta el segundo tratamiento subsiguiente o la muerte, indicadores de la eficacia de olaparib después de la progresión, mostraron ventajas significativas en favor de olaparib frente a placebo en las poblaciones generales y con mutación en BRCA. 

Estos resultados sustentan la hipótesis de que en pacientes con cáncer ovárico seroso recurrente puede usarse una conducta terapéutica personalizada con base en el estado de mutación de BRCA para maximizar el beneficio clínico.

 Durante el simposio, LaSalud.mx y Oncologia.mx presentaron su nuevo diseño de la Edición Impresa, tamaño revista, más práctico y amigable.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

IMSS implementará un ONCOCREAN en el HGZ No. 2 “El Marqués”, Querétaro.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) hizo un llamado a madres y padres de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *