Cáncer pancreático, tercer tipo de cáncer más común del aparato digestivo

Oncología.mx.- La extensión de la licencia en el contrato entre AmVac y el Helmholtz Centre para el adyuvante Malp-2 ofrece potencial sostenible para pacientes, médicos especialistas y para la investigación farmacéutica y médica.

Hito gracias a la extensión de la licencia

La licencia para Malp-2 fue extendida con éxito en noviembre de 2014. El adyuvante puede ahora ser utilizado, por primera vez, para todas las aplicaciones preventivas y terapéuticas, por ejemplo para el cáncer, en especial cáncer pancreático, lo que abre un nuevo capítulo en la historia exitosa de Malp-2. Con anterioridad, el adyuvante se ha combinado en la fase preclínica con una variedad de vacunas, lo que permite que la dosis de la vacuna se reduzca y, a la vez, aumente su efectividad.

De esta manera, se ha creado una situación en la que todos ganan: la persona vacunada obtiene un beneficio doble, y el fabricante tiene un considerable ahorro en costos. Además, gracias al acuerdo exclusivo de licencia acordado con el Helmholtz Centre for Infection Research en Braunschweig, AmVac podrá extender considerablemente el alcance de la aplicación de Malp-2. El foco se encuentra en el tratamiento de determinados tipos de cáncer, como cáncer pancreático, donde la droga ofrece prometedoras oportunidades. Malp-2 puede utilizarse junto con otros fármacos o solo.

El estudio muestra que Malp-2 puede extender la vida de los pacientes con cáncer

Allá por el año 2007, un estudio realizado en University Hospital Heidelberg mostró que Malp-2 puede generar nuevas posibilidades. El estudio fue diseñado, en primer lugar, para mostrar un uso seguro de Malp-2 en pacientes con cáncer pancreático y, en segundo lugar, para confirmar las indicaciones iniciales de su efectividad contra el cáncer. Se demostró exitosamente que Malp-2 puede utilizarse de manera segura en seres humanos, y que da como resultado una importante prolongación del tiempo de sobrevida. Las indicaciones iniciales señalan una activación eficiente del sistema inmunológico del cuerpo, que se dirige contra el tejido canceroso. Es este un proceso que normalmente es suprimido activamente por el cáncer.

En el sitio web del Profesor Peter Mühlradt en http://malp-research.de/index.html se puede encontrar información detallada sobre Malp-2 y sus aplicaciones.

El siguiente paso de desarrollo es un estudio clínico fase II, que implicará la detección precisa de la efectividad del adyuvante, según la dosis, además de más aclaraciones sobre el modo en que Malp-2 actúa contra el cáncer. Gracias a la extensión de la licencia, el potencial de AmVac AG también debería aumentar de manera considerable. “Con la multitud de opciones existentes, podemos fortalecer, de manera significativa, nuestra oferta y ampliar considerablemente el rango de aplicaciones”, destaca Melinda Karpati, CEO de AmVac. También se debe considerar un signo positivo el hecho de que, en el marco del acuerdo de licencia, el Helmholtz Institute, aumentará la participación accionaria que ha tenido en AmVac al día de la fecha.

Tumor persistente

El adenocarcinoma del páncreas, y sus variantes, es uno de los tumores malignos más comunes. Adenocarcinoma es el nombre que se da a los tumores malignos que se forman a partir de tejido glandular. Este tipo de cáncer, que causa entre 18.000 y 100.000 casos nuevos por año, es el tercer tipo de cáncer más común del aparato digestivo. El cáncer pancreático es responsable de aproximadamente el 3 por ciento de los casos de cáncer en Alemania, y se ubica en el noveno lugar en hombres y en séptimo lugar en mujeres. En Suiza, alrededor de 1.100 personas son diagnosticadas con cáncer pancreático cada año, lo que también corresponde a aproximadamente el 3 por ciento de todos los tipos de cáncer. Es particularmente llamativa, en este caso, la alta tasa de mortalidad: en Europa, este tipo de cáncer se ubica entre el cuarto y el séptimo lugar según el país.

¿Qué es Malp-2?

Malp-2 es lo que se conoce como un fármaco en etapa de estudio. Es una pequeña molécula que consta de una parte lipídica y una parte peptídica. La actividad de Malp-2 se descubrió accidentalmente en citocultivos contaminados con micoplasmas. Los micoplasmas son bacterias muy pequeñas a las que en el pasado se consideraba virus, porque atraviesan filtros que retienen a las bacterias.

Malp-2 trabaja de esta manera: tenemos un sistema inmunológico ‘innato’ y uno ‘adaptativo’ con memoria de las enfermedades que se han superado con éxito, por ejemplo. Entre otras cosas, el sistema inmunológico innato consiste en fagotitos, que incluyen macrófagos. El sistema inmunológico adaptativo se compone de otros glóbulos blancos, los linfocitos. Los macrófagos y las células dendríticas (que monitorean el sistema inmunológico) trabajan en conjunto a través de mensajeros y contactos celulares con los linfocitos. En ratones, Malp-2 ha aumentado la producción de anticuerpos, y también ha acelerado la cicatrización de heridas crónicas en ratones obesos. Estos animales desarrollan diabetes, y es tan difícil la cicatrización de sus heridas como la de sus homólogos humanos. Además, se ha inyectado Malp-2 durante la cirugía de humanos en tumores que no eran operables. Se ha demostrado que es posible extender la sobrevida de los pacientes con cáncer pancreático de esta manera.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Promueven informar a pacientes sobre cáncer de pulmón como estrategia para mejorar la atención

Pulmón.mx.– El cáncer de pulmón es uno de los tipos de cáncer más frecuentes en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *