Relacionan a proteína con ineficacia de quimioterapia en casos de leucemia

El equipo de Investigación de Enfermedades Oncológicas del Hospital Infantil de México “Federico Gómez” estudió las causas por las que algunos pacientes no reaccionan favorablemente a la quimioterapia en tratamientos contra tumores malignos. Entre sus primeros hallazgos han relacionado a la presencia del factor de transcripción conocido como Yin Yang 1 (YY1) con la resistencia al tratamiento.

Sara Huerta-Yepez, directora de esta unidad de investigación, explicó que durante el estudio se observó que los pacientes con factor de transcripción YY1 tuvieron más probabilidades de fallecer.

Además, este factor de transcripción está relacionado con el aumento de una proteína llamada GP 170, a la que describió como una “bomba expulsora”, ya que rechaza rápidamente a los fármacos sin dar oportunidad a que ejerzan su acción dentro de la célula tumoral.

Esta primera etapa del estudio realizado por los investigadores del Hospital Infantil de México tuvo una duración de más de cuatro años a un grupo de 80 pacientes en edad pediátrica, es decir, de cero a 18 años. Todos los menores padecen leucemia, el cáncer con mayor prevalencia en niños.

Indicó que esta resistencia mantiene a las células cancerígenas intactas, pero no exenta a los pacientes de presentar efectos secundarios por la quimioterapia. En consecuencia, el estudio resulta de utilidad para reconocer a los candidatos a cada tratamiento, pues si no van a responder a la quimioterapia, de qué sirve intoxicar un organismo con fármacos que podrían dañar el hígado y sistema nervioso central”.

La especialista aseguró que su equipo de investigación es el primero en describir a YY1 como regulador de la proteína GP170, pero puntualizó que aún falta realizar un estudio más profundo para garantizar que se trata de un biomarcador en resistencia de terapias oncológicas.

De ser comprobado como biomarcador podría ser utilizado para identificar a los grupos de alto riesgo y pronosticar la respuesta a tratamientos contra el cáncer; de esta manera ayudar al especialista clínico a buscar una estrategia terapéutica específica, además de mejorar los resultados y calidad de vida del paciente.

Para ampliar su campo de estudio al menos a 300 pacientes, la especialista busca hacer equipo con otros hospitales. Señaló que el tiempo de seguimiento es de cinco años, periodo estimado por los oncólogos para valorar la respuesta a un tratamiento, por lo que la certeza de este marcador podría notificarse después de ese periodo. Gracias a su labor en el estudio de factores de transcripción, Sara Huerta-Yepez recibió el Premio Nacional de Salud Coparmex 2013.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Inmunoterapias en combinación

Por: Dr. Jerónimo Rodríguez Cid, Oncólogo Médico Hospital Médica Sur y ONCARE CDMX, adscrito al …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *