Llega alternativa menos invasiva en cáncer esofágico inicial

El empleo de un procedimiento endoscópico de invasión mínima para extraer el cáncer esofágico superficial y en primeras etapas es tan eficaz como la cirugía para extirpar y reconstruir el esófago, indica un estudio realizado por científicos de Mayo Clinic en Florida. La investigación, publicada en Gastroenterología y Hepatología Clínicas, examinó los resultados nacionales del tratamiento endoscópico frente a los de la esofagectomía o extirpación quirúrgica del esófago.  

El estudio descubrió que la terapia endoscópica brindaba tasas de supervivencia a largo plazo similares a las de la esofagectomía, comenta el autor principal, Dr. Michael B. Wallace, gastroenterólogo de Mayo Clinic en Florida. 

“La resección endoscópica del esófago es similar a la extracción de pólipos en el colon, aunque de mucha más complejidad técnica. La esofagectomía es un procedimiento quirúrgico importante que se realiza para extraer todo el esófago y halar el estómago hasta el cuello a fin de crear un nuevo conducto”, explica el Dr. Wallace.

“Nuestro estudio sobre resultados nacionales, así como nuestra propia experiencia con el procedimiento en Mayo Clinic de Florida, plantean que ambos métodos ofrecen cambios similares para la curación y supervivencia a largo plazo. Los pacientes ahora cuentan con la alternativa de conservar el esófago cuando solamente hay la presencia de un cáncer inicial”, añade el médico.

La investigación analizó los resultados nacionales de dos procedimientos en pacientes con adenocarcinoma esofágico, que es el tipo más común de cáncer del esófago en Estados Unidos. El equipo de la investigación examinó la información de la base de datos del Programa de vigilancia, epidemiología y resultados finales (SEER, por sus siglas en inglés) del Instituto Nacional del Cáncer.

Identificaron a 1619 pacientes con adenocarcinoma esofágico superficial y en primeras etapas, sometidos a la terapia endoscópica (19 por ciento) o a la cirugía (81 por ciento) entre los años de 1998 a 2009. Muchos de estos pacientes recibieron tratamiento para el cáncer surgido a partir del esófago de Barrett, afección en la que las células de la parte inferior del esófago se transforman a un estado precanceroso.

Los científicos recogieron los datos sobre la supervivencia hasta fines del año 2009 y descubrieron que la terapia endoscópica aumentaba progresivamente, desde 3 por ciento en 1998 a 29 por ciento en 2009, y se empleaba con más frecuencia en los pacientes mayores. Después de ajustar los factores tanto del paciente como del tumor, los científicos llegaron a la conclusión que la supervivencia general de quienes recibieron el tratamiento endoscópico era similar a la de los sometidos a la cirugía.

“La terapia endoscópica para el cáncer esofágico inicial se convierte en un método aceptable para todos los pacientes con cáncer esofágico en primeras etapas”, anota el Dr. Wallace. Añade que este procedimiento, debido a su complejidad, generalmente se ofrece en centros de excelencia endoscópica, como es el caso de Mayo Clinic en Florida, cuya experiencia es vasta con un método pluridisciplinario para la terapia endoscópica.

Entre los coautores del estudio están los gastroenterólogos de Mayo Clinic, el Dr. Saowanee Ngamruengphong y el Dr. Herbert Wolfsen. El estudio fue financiado por la Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica. 

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Inmunoterapias en combinación

Por: Dr. Jerónimo Rodríguez Cid, Oncólogo Médico Hospital Médica Sur y ONCARE CDMX, adscrito al …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *