Anuncian resultados de ensayos en inmuno-oncología

BMS ha anunciado este lunes en Madrid resultados en ensayos preliminares de inmuno-oncología en tumores como los de pulmón y próstata avanzados, los cuales serán presentados dentro de dos semanas con motivo de la celebración del Congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO) 2013 en Chicago (Estados Unidos). 

Así lo ha indicado el director médico de la compañía, el doctor Sigfrido Rangel, que sostiene que el cáncer es “una preocupación” para la farmacéutica. Por ello, destaca la relevancia de la molécula ipilimumab, comercializada como ‘Yervoy’, que hasta ahora se había aplicado para el melanoma.

Sin embargo, ahora se van a exponer resultados obtenidos a partir de ella en otros tumores, como “el de pulmón o el de próstata avanzados”, explica. El experto, que señala que en los últimos 20 años, Bristol-Myers Squibb ha desarrollado seis moléculas para distintos tipos de cáncer, subraya que ipilimumab se comercializa en España desde 2012, y que existen guías para conocer “en qué pacientes puede ser empleada”.

En este sentido se ha expresado también el especialista en Inmunología de la Clínica Universidad de Navarra, el doctor Ignacio Melero, que afirma que la inmuno-oncología “es la ciencia que intenta redirigir los mecanismos del sistema inmunitario para defenderse de gérmenes patógenos”. Así, ésta, que puede ser combinada con quimioterapia y radioterapia, “pretende hacer que se dañen a las células cancerosas”, asegura.

Para ello, el experto sostiene que el objetivo es “estimular la actividad del entre 15 por ciento y 20 por ciento de los genes de defensa”. Al respecto, subraya que las únicas células “con licencia para matar” son los linfocitos T y NK, con las cuales se busca “un rechazo inmune al cáncer”.

Los anticuerpos monoclonales redirigen la terapia contra el cáncer

A esta técnica se ha llegado tras descubrir los investigadores que el sistema inmunitario actúa contra los tumores, algo que hace pensar “que se puede redirigir la terapia contra el cáncer”, indica. Ahí es donde comienza el papel de los anticuerpos monoclonales, los cuales “despiertan respuestas neutralizantes”, señala.

Éstos, que provienen de ratones modificados genéticamente, “mejoran la eficacia de las terapias convencionales” y actúan frente a las proteínas del cáncer y frente a sus receptores, “evitando su crecimiento y su vascularización”, manifiesta Melero. Su inclusión “ha alargado la supervivencia de los pacientes”, declara.

Las posibilidades de actuación son varias, ya que las células pueden ser conservadas y entrenadas en el laboratorio para que se sobreactiven, aunque es una tecnología “complicada” de implantarse, asegura. Otra es la vacunación, que busca “frenar los antígenos tumorales”, expone.

De cualquier forma, explica alegóricamente que los investigadores aún sólo saben palabras y no frases de este nuevo vocabulario, por lo que “lo primero es la seguridad”. A su juicio, la mayor eficacia se dará cuando no se tenga que ir “de uno en uno” en los análisis.

Ipilimumab estimula la actividad ante el tumor

En relación a la aplicación de ipilimumab al melanoma, el jefe de Sección del Servicio de Oncología del Hospital General Universitario de Valencia, el doctor Alfonso Berrocal, asegura que este fármaco no destruye las células cancerosas, sino que “estimula al sistema inmune para que lo haga éste”.

De esta manera, indica que el medicamento “ha aumentado la supervivencia global de los pacientes”, dato al que se une el de que “cura a uno de cada cuatro o cinco enfermos de melanoma metastásico”. Además, subraya que éstos resultados son “extraordinariamente persistentes en el tiempo”.

Actualmente, este tumor de la piel “afecta a 800 personas cada año en España”, una incidencia que “aumenta a un ritmo de un 7 por ciento anualmente”, lamenta. Éste es “muy curable” si es detectado en etapas iniciales, todo lo contrario que ocurre si es diagnosticado 

“Si alcanza los ganglios linfáticos la supervivencia baja un 30 por ciento”, mientras que si afecta a los órganos ésta es “inferior a un 5 por ciento a los cinco años”, continua Berrocal. Por ello, se muestra satisfecho de la aparición de la nueva terapia, la cual “permitirá el desarrollo de nuevos fármacos”, y que supone “un cambio en el abordaje de las enfermedades oncológicas”.

“Si alcanza los ganglios linfáticos la supervivencia baja un 30 por ciento”, mientras que si afecta a los órganos ésta es “inferior a un 5 por ciento a los cinco años”, continua Berrocal. Por ello, se muestra satisfecho de la aparición de la nueva terapia, la cual “permitirá el desarrollo de nuevos fármacos”, y que supone “un cambio en el abordaje de las enfermedades oncológicas”.

Por último, los expertos se han referido a la inmunoterapia experimental anti-PD-1, que fue destaca en la edición de ASCO de 2012. A su juicio, ésta “no ha caído en el olvido” y se encuentra en Fase II y Fase III de investigación, por lo que “en unos cinco años será una revolución”.

 

EuropaPress

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

70% de los casos de cáncer de próstata que se detectan en el ISSSTE son en etapas avanzadas

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) recomienda no …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *