Detección oportuna, clave para salvar vidas.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde los años 70, el cáncer linfático es uno de los padecimientos que han ido en aumento y desde entonces, su incidencia se ha incrementado hasta en un 80%. A nivel mundial existen un millón de pacientes con esta enfermedad y la tasa global de mortalidad es del 50%; sin embargo, cuando se detecta a tiempo hay altas posibilidades de supervivencia.


Este padecimiento actualmente es considerado como la tercera causa de muerte más frecuente en el género masculino y la quinta en el femenino.

Según la organización mundial “Lymphoma Coalition”, el 40% de los pacientes tardan dos meses en tener un diagnóstico; el 11% equivale a 1 año de retraso, un 2% se tomó más de 4 años y, por otro lado, el 56% de esos pacientes acudió al médico con síntomas reconocibles, mientras que sólo el 19% de éstos tuvo sospecha de tener Cáncer Linfático.

El Dr. Eduardo Reynoso, jefe del Departamento de Hematología del Hospital Español, aseguró que “los ganglios son difíciles de interpretar y su diagnóstico suele ser una tarea compleja debido a la similitud de sus síntomas, tales como escalofríos o cambios de temperatura, fiebres recurrentes y sudoración por la noche, pérdida de peso, pérdida de apetito, cansancio persistente, falta de energía, tos, picazón persistente en todo el cuerpo sin causa aparente o erupción y/o amígdalas inflamadas, con los  síntomas de otras enfermedades menos graves, como la gripa u otras infecciones virales.”

Es por ello que resulta importante que las personas conozcan su cuerpo y estén al tanto de cualquier anomalía para que puedan realizarse un diagnóstico que detecte a tiempo este padecimiento, sobre todo si se considera que actualmente el cáncer linfático es 100% curable gracias a la terapia monoclonal que actualmente está disponible en todas las instituciones de salud de nuestro país, “Rituximab, un anticuerpo específicamente dirigido a inducir la destrucción de las células malignas y que brinda beneficios tangibles como la sensibilización al efecto de la quimioterapia, mayor posibilidad de curación y aumento en el período libre de enfermedad, evita la necesidad de volver a recibir terapias por recaída de la enfermedad y reducir de manera directa el gasto de atención al paciente como con la compra de antibióticos, analgésicos e incluso hospitalización”, concluyó el experto.

En la mayoría de los casos se desconoce por qué aparece un linfoma, sin embargo, se habla de causas probables que podrían favorecer a la enfermedad, como  antecedentes familiares, exposición a sustancias químicas, antecedente de algún transplante, agentes infecciosos, hepatitis C, VIH, fármacos inmunosupresores, entre otros.

Finalmente, es importante recalcar que los pacientes tienen derecho a conocer todas las opciones de tratamiento posible, ya que actualmente el cáncer linfático puede atenderse en todas las instituciones de salud de México. Roche refuerza su compromiso con la salud de los pacientes y reitera su posición como líder mundial en biotecnología, ofreciendo terapias innovadoras que cumplen con los más altos estándares de calidad.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

70% de los casos de cáncer de próstata que se detectan en el ISSSTE son en etapas avanzadas

El Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) recomienda no …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *