Opciones médicas para enfermedades de la próstata

Las enfermedades de la próstata más comunes en los hombres son prostatitis, hiperplasia prostática benigna y cáncer de próstata; la opción médica para esta última es la prostatectomía radical, la extirpación de la glándula por cirugía convencional, y la laparoscópica, una técnica menos agresiva que se lleva a cabo por medio de diminutas incisiones en el abdomen.  


Aunque el cáncer de próstata en etapas tempranas puede ser asintomático, es posible detectarlo por la elevación del antígeno prostático específico (sustancia que acompaña al semen), pues cuando esta glándula comienza a hacerse cancerosa permite que una mayor cantidad de antígeno prostático pase a la sangre, explicó el doctor Carlos Sánchez Moreno, director de Uro-Clinic 2000.  


“El antígeno prostático normalmente se produce en la próstata y sólo una pequeña parte pasa a la sangre, el resto acompaña al semen para facilitar la liberación de los espermatozoides”, dijo el especialista.  


Cuando se detecta un tumor maligno en etapa temprana, una opción es erradicarlo con la prostatectomía, método por medio del cual se extirpa la próstata en una cirugía tradicional cuya obertura es del ombligo casi hasta la zona genital. Sin embargo, actualmente en el país, tanto en instituciones públicas como privadas, la técnica laparoscópica puede aplicarse y es menos “agresiva”.  


“Esta técnica se hace mediante cinco pequeñas incisiones, se introduce una cámara por el ombligo que permite una mayor precisión y manipulación. La laparoscopía es en la actualidad lo mejor para operar una próstata con cáncer localizado”, comentó el doctor Sánchez Moreno.  


Además, con esta opción las posibilidades de sufrir de manera posterior incontinencia urinaria es menor aproximadamente del uno por ciento, y disfunción eréctil en un 40 por ciento.

 

Hiperplasia prostática benigna

 

Cuando el crecimiento de esta glándula es benigno, el principal problema a tratar es la micción anormal, para ello se emplean medicamentos que relajan el músculo que rodea la uretra, conducto por el que pasa la orina, y permiten que la evacuación sea casi normal.


En caso de que esta patología no mejore con medicamento, puede emplearse la resección transuretral en la próstata, que es una técnica ya estandarizada desde hace más de 50 años, pero en la actualidad existe la modalidad de vaporización de la próstata con laser que por su color se llama “laser verde”.


Para usar este sistema debemos estar seguros de que el tumor es benigno, indicó el cirujano urólogo. Otra de sus ventajas es que puede operarse a pacientes de edad avanzada, con diabetes, hipertensión, o aquellos que se les haya practicado una cirugía del corazón o que no coagulen bien porque esta técnica no provoca sangrado.

 

¿Por qué crece la próstata?

 

La función de esta glándula es producir líquido seminal. Una vez que cumplió con ello, su degeneración es hacia el crecimiento, y cuando esto ocurre comprime la uretra e impide la micción.


La próstata, explicó el doctor Sánchez Moreno, crece a expensas de la testosterona, una hormona masculina producida en los testículos y puede transformarse en hiperplasia prostática benigna o cáncer de próstata.


De acuerdo con diversos estudios, los padecimientos de la próstata podrían ser detonados por cuestión genética, alimentación y características de raza.


Por ejemplo, los japoneses que viven en su país natal presentan pocos casos de estas patologías, pero cuando se trasladan a Estados Unidos, donde consumen varios productos ricos en grasa de origen animal, muestran incidencia a desarrollar cáncer de próstata.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Inmunoterapias en combinación

Por: Dr. Jerónimo Rodríguez Cid, Oncólogo Médico Hospital Médica Sur y ONCARE CDMX, adscrito al …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *