Oncologia.mx - Entrevista con la Dra. Dolores Gallardo, Programa de Cáncer de Ovario, INCAN
Inicio | Noticias | Oncología | Entrevista con la Dra. Dolores Gallardo, Programa de Cáncer de Ovario, INCAN

Entrevista con la Dra. Dolores Gallardo, Programa de Cáncer de Ovario, INCAN

Por
Dra. Dolores Gallardo Rincón Dra. Dolores Gallardo Rincón

Cáncer de ovario, un enemigo silencioso

Hace tres años se inició en el Instituto Nacional de Cancerología, el Programa de Cáncer de Ovario (Ca Ova) cuya responsable es la Dra. Dolores Gallardo Rincón, la experta en el tema nos concedió una entrevista para hablar de la labor que se esta realizando en la lucha contra el cáncer de ovario.

La mujer y el cáncer: un problema de salud pública

En México hay 3 mujeres que se diagnostican con cáncer por cada hombre, y este no es un tema menor, habla de la problemática mayor para la mujer en torno al diagnóstico de cáncer que  se presenta de manera más frecuente en las mujeres. El cáncer de mama es la primera causa de muerte de enfermedad por cáncer, y el cáncer de ovario es la segunda causa de muerte por cáncer ginecológico. El cáncer de ovario es menos frecuente que el cáncer de mama, pero en proporción es más letal que el cáncer de mama.

El cáncer de ovario ha sido muy poco reconocido, resulta ser un enemigo más silencioso que ninguno de los otros cánceres de la mujer. El cáncer de mama y el de ovario van juntos, el riesgo para desarrollar cáncer de ovario en las mujeres con cáncer de mama existe en la misma paciente o en sus familiares en línea directa y también las mujeres con cáncer de ovario pueden desarrollar cáncer de mama.

El cáncer de mama y ovario afecta a mujeres con mayor frecuencia ubicadas entre los 45 y 55 años, justo en la edad más productiva de la mujer, y sabemos que muchas mujeres con esta enfermedad, integran familias de tipo uniparental que sostienen de manera parcial o total a sus familias, son madres de adolescentes y niños. El cáncer de ovario no está incluido en el rubro de gastos catastróficos del seguro popular, solo está cubierto el cáncer de ovario germinal que es uno de cada 10 casos, por lo tanto se queda desprotegido el 90% de las pacientes con cáncer de ovario.

El Programa de Cáncer de Ovario. La Dra. Dolores Gallardo Rincón junto con su equipo de trabajo organizaron el pasado 27 de septiembre, en el marco del Mes Internacional del Cáncer de Ovario, el primer Seminario Interinstitucional, Cáncer de ovario: problema de salud pública. En este evento se realizado en el auditorio Miguel E. Bustamante de la Secretaria de Salud y contó con la participación de las instituciones: Secretaría de Salud del Distrito Federal, Secretaría de Salud del Estado de México; Secretaría de Salud de Quintana Roo; Instituto Nacional de Salud Pública; Instituto Nacional de Cancerología; el Grupo de Investigación de Cáncer de Ovario y tumores Ginecológicos de México A.C. (GICOM) y la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer A.C. (AMLCC).

El acto inició con una introducción a lo que es el modelo del programa de acceso al tratamiento para cáncer de ovario en el INCan, por parte de la Dra. Gallardo Rincón. Posteriormente la directora de la Asociación Mexicana de Lucha contra el cáncer, la Sra. Mayra Galindo Leal, habló de la responsabilidad de la sociedad civil de colaborar en la lucha contra el cáncer de ovario; acto seguido, la Dra. Laura Suchill Bernal, Jefa del Departamento de Vinculación Interinstitucional del INCan, inauguró el seminario.

En entrevista con la Dra. Gallardo Rincón, se manifestó satisfecha con el evento y mencionó que los objetivos del evento fueron “ubicar al Cáncer de Ovario, como un problema de Salud Pública en las Agendas de trabajo de las Instituciones del Sector Salud públicas y privadas; coordinar esfuerzos interinstitucionales entre el sector  salud y otros sectores relacionados  para la prevención primaria, secundaria y terciaria en Cáncer de Ovario y empezar a plantear la necesidad de construir una  Norma Oficial Mexicana  para Cáncer de Ovario. Muy buena experiencia, compartir con otras instituciones el tema, y unir fuerzas en torno a un problema de salud por cáncer que no ha sido reconocido, este es el principio.”

¿Qué significa arrancar un programa del cáncer de ovario? “Mucha satisfacción de poder empujar este Programa, ya que anteriormente nunca se había escuchado nada al respecto, lo iniciamos en el año 2011, este es el tercer año consecutivo, y hemos constituido un programa piloto para todo el país para las instituciones de la Secretaria de Salud, ya que ha sido tangible como se puede cambiar la historia de las pacientes con cáncer de ovario, nunca antes lo habíamos podido apreciar. Se trata de una enfermedad que cuando existen los recursos para tratarla, regresa a la paciente la oportunidad de vivir y mantenerse en control o curarse.”

La diferencia estriba en tener el acceso al tratamiento. “Hemos recolectado los testimonios de nuestras pacientes y es increíble escuchar como muchas de ellas han recorrido muchas instancias de servicios de salud, sin encontrar respuesta, ya que el cuadro clínico del cáncer de ovario se confunde mucho con una simple colitis, algunas veces les dicen que tienen  cirrosis hepática o miomas uterinos, por otro lado el patrón hereditario que puede tener es poco reconocido, y la posibilidad de que la mujer con cáncer de mama pueda tener cáncer de ovario y viceversa tampoco ha sido atendido. También el conocimiento que se requiere para reconocer los quistes del ovario cuando tienen características que sugieren malignidad. Si entendemos que hay mucho que se puede hacer en torno al tema de la educación en el tema del cáncer de ovario, por eso nos entusiasma estar aquí el día de hoy.”

¿Quiénes están apoyando esta iniciativa? “La está apoyando la Sexagésima Segunda Legislatura al igual que lo hizo la Sexagésima Primera Legislatura en su Comisión de Igualdad de Género  y Salud, porque han sido muy sensibles al tema de inequidad para estas mujeres en situación vulnerable.”

Los inicios del Programa Co Va. “Ante la necesidad de que las mujeres con cáncer de ovario que provienen en su mayoría del Distrito Federal, Estado de México y estados circunvecinos, tuvieran acceso al tratamiento.”

¿Qué eventos se tienen programados y previstos para continuar esta labor? “El mes de septiembre lo hemos dedicado al tema de alertar sobre el problema del cáncer de ovario y durante este mes de octubre vamos a continuar uniéndonos a las actividades de lucha contra el cáncer de mama, que finalmente son dos enfermedades con muchas cosas en común.” 

¿Cómo inicia usted, esta labor, y quienes son el equipo que le apoya? “Lo integramos un grupo de ocho personas, que laboramos dentro del Instituto Nacional de Cancerología, llevamos la administración  del programa y el análisis de la información clínica, así como el trabajo en investigación clínica y básica que también hacemos. Actualmente la consulta para pacientes con cáncer de ovario ha crecido notablemente, porque ya no perdemos a las pacientes, Ya que su acceso al tratamiento está asegurado. Y somos cinco oncólogos los que atendemos a las pacientes, contamos con la colaboración de psicooncólogos.”

Es importante dar a conocer y prevenir el cáncer de ovario. “El cáncer de ovario es un enemigo silencioso, que se confunde enormemente con enfermedades gastrointestinales, y siendo menos frecuente que cáncer de mama y cérvix es más letal que estos dos.

Es importante incluir en el tema de cáncer de ovario en la agenda de Promoción de la Salud y brindar asistencia técnica en capacitación del tema de Cáncer de ovario a las entidades federativas.

“Estamos bien conscientes que nuestro reto principal está en la educación, en la cultura de la prevención y también del tratamiento. Hoy estamos escribiendo una historia diferente para el cáncer de mama y somos modelo para Latinoamérica, porque hoy México otorga el tratamiento  a sus mujeres que padecen cáncer de mama con lo que la curación y el control de la enfermedad que era de un 40% se ha incrementado a un 80%, gracias al acceso al tratamiento para estas pacientes, y es justo lo mismo que queremos lograr con el cáncer de ovario.”

Lo que falta. “Requerimos trabajar en el tema de la obesidad, somos el país numero uno que ingiere refrescos, lo que lleva a la obesidad en automático, la obesidad es un factor de riesgo muy importante para cáncer de ovario y mama.”

Educar para prevenir. “Identificar esos nódulos mamarios indoloros, la mujer e confía a que se va a ser una mastografía y no se autoexplora, no podemos dejar todo a la mastografía hay que autoexplorarnos, como hábito continuo, de hacerlo podríamos detectar bolitas, con la cultura de la autoexploración podemos prevenir y detectar a tiempo, es un método sencillo y eficaz.”

“También debemos estar atentas a síntomas gastrointestinales inespecíficos porque ameritan el que se haga un ultrasonido transvaginal con método doppler, solicitar que nos lo hagan aunque no llevemos una solicitud médica, tenemos derecho a saber como están nuestros ovarios.”

Un mensaje para todas las mujeres mexicanas. “Que tienen todo el derecho de saber cómo está la salud de sus ovarios, especialmente si se encuentran en la menopausia, que soliciten se les practique un ultrasonido transvaginal, hacerse el estudio de Papanicolaou no es suficiente.”

Rosa - Turquesa

El Palacio de San Lázaro vivió un día rosa-turquesa debido a la sesión convocada gracias a las gestiones de la diputada Leslie Pantoja, integrante de la comisión de salud, y la convocatoria del diputado Silvano Rodríguez, se dió la palabra a Mayra Galindo presidenta de la Asociación Mexicana de Lucha contra el Cáncer y a la  Dra. Dolores Gallardo, oncóloga del Instituto Nacional de Cancerología, quien habló de la necesidad de mirar esta enfermedad como un problema de salud pública que merece atención.

“Qué bueno que el día de hoy el Palacio de San Lázaro se vista de rosa, pero nos deben el color turquesa, el mes que se celebra el color turquesa que distingue al cáncer de ovario, es el mes de septiembre y hemos decidido unirnos al color rosa para combinar el rosa con el turquesa ambos colores unidos en la lucha contra dos cánceres muy relacionados entre sí” expresó en el foro la Dra. Gallardo.

En esta reunión se señalaron datos importantes: en México se hacen 70 diagnósticos al día de cáncer de mama, mientras que de ovario se hacen 11 al día, mueren 14 mujeres al día por cáncer de mama y de ovario mueren 7 mujeres al día, en proporción mueren más por cáncer de ovario que de mama.

“Este enemigo silencioso se confunde con una simple colitis, la mujer visita muchos médicos antes de recibir un tratamiento adecuado para el cáncer. Algunas mujeres visitan hasta 20 médicos, les dicen que tienen colitis, miomas, cirrosis. El diagnóstico ni siquiera se sospecha, requerimos mucha más educación en este sentido. En primer lugar los médicos y empoderar a la mujer par que levante la voz y pida que además de su mastografía y su papanicolaou tiene todo el derecho de saber cómo está la salud de sus ovarios.”

“Toda mujer en la menopausia debe hacerse un ultrasonido transvaginal con método doppler,  que permite distinguir las estructuras vasculares del quiste del ovario. “Sabemos, que no hay estudios de tamizaje ideales y que hay limitaciones pero peor aun es seguir diagnosticando el cáncer de ovario en la etapa más avanzada, y que seguro muchas mujeres mueren antes de que se les haga el diagnóstico, y esto no lo podemos permitir” indicó la especialista.  

“La mujer con cáncer  de ovario llega a la consulta y nos dice porque me paso esto si yo cada año me hago mi Papanicolaou, y la respuesta es simple el Papanicolaou no diagnostica todos los tipos de cáncer ginecológico.”

La doctora señaló que el principal reto está en la educación, en la cultura de la prevención y también del tratamiento. “Hoy estamos escribiendo una historia diferente para el cáncer de mama y somos modelo para Latinoamérica, porque hoy México otorga el tratamiento a las mujeres que padecen cáncer de mama con lo que la curación y el control de la enfermedad que era de un 40% se ha incrementado a un 80%, gracias al acceso al tratamiento para estas pacientes, y es justo hacer lo mismo con el cáncer de ovario.”

El Instituto Nacional de Cancerología cuenta con un Programa de prevención, detección y tratamiento para el cáncer de ovario con el apoyo de las comisiones de igualdad de género y salud de esta legislatura y la legislatura pasada. Hoy, mediante un plan piloto para todo el país se ha podido ver la diferencia entre perder dos de tres pacientes por falta de acceso y poder convertir al cáncer de ovario en una enfermedad crónica que permite vivir mejor y conduce menos a la muerte.

Reconoció que “ésta sexagésima segunda legislatura al igual que la pasada legislatura en sus comisiones de igualdad, salud y de presupuesto han sido muy sensibles para entender que el cáncer no es sinónimo de muerte. Saben, y lo han visto en las visitas que han hecho al INCAN, así como a otras Instituciones dedicadas al cáncer, que las mujeres con cáncer de mama y ovario es gente de pie, que trabaja, que atiende a sus familias, con actitud positiva y de frente a la vida.”

 

Y concluyo su intervención invitando a los representantes a invertir más recursos para el tratamiento del padecimiento. “Para cáncer de mama con mucho se han invertido mucho más recursos, esta enfermedad tiene una norma oficial mexicana y ya han transcurrido 7 años con la cobertura de los gastos catastróficos del seguro popular, eso mismo requerimos para el cáncer de ovario epitelial, requerimos descubrir nuestros ojos  y ver que ahí está esa enfermedad por excelencia un enemigo silencioso a vencer. Invertir en la rehabilitación emocional, la mejor aceptación y condiciones de trabajo con facilidades para nuestras mujeres con cáncer de mama y ovario en situación vulnerable, es también nuestra misión.”

 

  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo

Califica este artículo

0