Oncologia.mx - Se ahorra hasta 70 por ciento en compra de medicamentos
Inicio | Noticias | Se ahorra hasta 70 por ciento en compra de medicamentos

Se ahorra hasta 70 por ciento en compra de medicamentos

Por
Se ahorra hasta 70 por ciento en compra de medicamentos

VIH, Hepatitis C y Hemofilia, los primeros beneficiados.

Oncologia.mx / LaSalud.mx .- Los avances en las políticas públicas de salud, la optimización de recursos para la adquisición de medicinas que permitirán ahorros hasta de 70 ciento del presupuesto en medicamentos de todo el sector salud, lo que implica aproximadamente dos mil millones de pesos y la atención a la hemofilia a través de la creación del Registro Nacional de Hemofilia y tratamientos de vanguardia con el nuevo medicamento llamado Emicizumab, para la población que desarrolla complicaciones al anticuerpo, fueron dados a conocer en una conferencia en la que participaron autoridades de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y titulares de instituciones especializadas en hemofilia.

Correspondió a la maestra Raquel Buenrostro Sánchez, Oficial Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, hablar sobre la nueva forma de compra de medicamentos del gobierno, que obedece a un nuevo esquema de política pública de salud y que corresponde a una triple optimización en la que se conjuntan expertos, se consensa el tratamiento y se propone la compra de medicamentos.

“Este es el tercer evento consecutivo de caso de éxito con un tratamiento de vanguardia con un ahorro de 50 por ciento para pacientes con el virus de la inmunodeficiencia humana, con costos más bajos a nivel internacional con este tratamiento de vanguardia que además es el mejor en América Latina, seguido de hepatitis, con un programa de erradicación al 100 por ciento, con los mejores tratamientos y con una reducción del 50 por ciento, y ahora para hemofilia, con ahorros del 70 por ciento”.

Explicó que, en salud pública, el tratamiento se divide en dos partes. La primera es la compra de los genéricos, es decir, la licitación general y la otra, que se dividió en nueve grupos referidos a alta especialidad o por volumen. Y dio como ejemplo algunos medicamentos que se compran por volumen: las vacunas, planificación familiar y metabólicos, mientras   que los de alta especialidad se agrupan en VIH, oncológicos, cardiovasculares y hepatitis.

“Estos grupos de alta especialidad y volumen representan el 70 por ciento del presupuesto en medicamentos de todo el sector salud. Si logramos ahorrar en estos nueve grupos, y además llevar mejores tratamientos, eso le da una vuelta completa a todo el sistema de salud”, afirmó.

Esta nueva forma de adquisiciones permitirá establecer contratos plurianuales que permiten obtener mejores resultados y liberan tiempo y trabajo para que en los próximos años podamos dedicarnos a otros esquemas y procesos de adquisición que generen más ahorros para el sector salud.

Por su parte, el Dr. Gustavo Reyes Terán, titular de la Comisión Coordinadora de Instituto Nacional de Salud y Hospitales de Alta Especialidad, al dar a conocer el Programa de Hemofilia, el Registro Nacional de Hemofilia y su tratamiento, indicó que este es el tercer programa implementado en México. El primero es el tratamiento antirretroviral para los personas que viven con el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), el segundo es para los pacientes de Hepatitis C, actualmente curable, y este es el tercero, basado en conjuntar a un grupo de expertos con autoridad moral y para tener consensadamente el mejor tratamiento para cada una de estas patologías, y proponer la compra a la instancia correspondiente, que es la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y beneficiar a cientos de miles de personas.

El Dr. Abel Romero López, titular de la Unidad de la Oficialía Mayor de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, abundó sobre el procedimiento de compra, que permitió ahorrar cerca de dos mil millones de pesos.

Dio a conocer que, para llevarlo a cabo, se integró un grupo de especialistas que analizan las mejores propuestas y eso permite a la Oficialía Mayor establecer negociaciones por volumen, situación que antes no se realizaba. Añadió que, en el tema de hemofilia, el universo de pacientes no es muy grande, pero sí muy costoso.

“Se erogaban cerca de dos mil 700 millones de pesos para la atención de estos pacientes. Este procedimiento de compra realizado mediante la inclusión de todas las instituciones del sector salud que están homologando el tratamiento, permite que el recurso amplíe la cobertura. Se generan ahorros al hacer la negociación por volumen que van a permitir que algunas instituciones como el IMSS y el ISSSTE, atiendan a un gran número de pacientes, y se amplíe a la Secretaría de Salud.

Se realizaron procedimientos transparentes y competitivos con la participación de los fabricantes de medicamentos. Se consiguieron ahorros importantes a través de dos procedimientos: uno de evaluación de propuestas de los laboratorios y a su vez, subastas a través de la plataforma de Compranet y se les permitió la competencia. Esto arrojó un resultado de reducción de precios hasta en un 70 por ciento de lo que se consumía y esto permitirá ampliar la cobertura. Los ahorros equivalen a cerca de dos mil millones de pesos, lo que significa que podremos ampliar la cobertura a casi el doble de los pacientes que se atienden.

Finalmente destacó la incorporación de un medicamento que es innovador y que no se tenía en América Latina a un precio que es el más bajo en toda la región.

En su intervención, el Dr. Carlos Martínez Murillo, Coordinador de la Clínica de Hemostasia y Trombosis del Hospital General de México y de la Agrupación Mexicana de Hematología, informó sobre los avances de esta enfermedad, que epidemiológicamente no tiene un impacto tan alto, pero socialmente y en los costos que implica es muy alto.

Señaló que “la hemofilia es una enfermedad hemorrágica hereditaria que se caracteriza porque no hay factor 8 o factor 9 en la coagulación, y los pacientes sangran toda su vida si no reciben tratamiento adecuado. Las mujeres son portadoras y los hombres manifiestan la enfermedad”.

Esta enfermedad que es llamada en los libros “Enfermedad de Reyes”, tiene una distribución universal en México. Dijo que “actualmente existen cerca de seis mil pacientes, y según los registros obtenidos en las diferentes instituciones es de 4 mil 307, aunque puede llegarse a los ocho o 10 mil pacientes. En las últimas décadas había un rezago en el tratamiento. México se colocaba entre los países de América Latina como el que menos invertía en el tratamiento y como indicador mundial, nuestros pacientes estaban en el indicador más bajo de América Latina.

“Esto conlleva, mortalidad, morbilidad, mala calidad de vida y esperanza de vida muy limitada. Ahora se abre un panorama radicalmente diferente y me siento muy orgulloso. Como integrante del Comité de Expertos en Hemofilia, conformado por las autoridades de la SHCP y la Secretaría de Salud, se logró realizar una compra consolidada que incrementa el número de unidades que se consumen como país. Se dice que un país para que tenga un buen tratamiento, debe tener dos unidades internacionales per cápita.  Quiere decir que si México tiene 126 millones de habitantes, su indicador mínimo para decir que los pacientes son bien tratados, debería consumir 252 millones de unidades de factores 8 y 9. En años previos, México estaba en el indicador 1.7 per cápita. Lo que quiere decir que no era suficiente.

“Con esta nueva administración en la que se ha convocado a un grupo de médicos para dar el mejor tratamiento a los pacientes, hemos logrado optimizar los recursos. Por primera vez hemos logrado que México pase de adquirir casi 200 millones de unidades, a más de 650 millones de unidades y con esto el indicador iría a más de cinco unidades per cápita y nos colocaría dentro de los primeros países en América Latina el tratamiento de Hemofilia A y hemofilia B, con los mejores tratamientos. Tendremos factor 8 recombinante de tercera y cuarta generación, que pocos países lo tienen actualmente”.

Abundó sobre la compra de un nuevo medicamento llamado Emicizumab, para pacientes con hemofilia que desarrollan una complicación al anticuerpo llamada inhibidores a la hemofilia, que limitaba el tratamiento. Se usaba factor 7 recombinante y complejo protrombínico activado, los cuales tienen un alto costo y no necesariamente mejoran la calidad de vida.

Añadió que, con este nuevo sistema de trabajo, México llegó a un acuerdo con un laboratorio que produce un anticuerpo monoclonal para pacientes con hemofilia A con inhibidores y se acordó que se tratará a más de 350 pacientes con este medicamento, y con ello México se coloca junto con Canadá y Estados Unidos, a la vanguardia de los tratamientos para hemofilia. Lo que sigue será el despliegue interinstitucional, la distribución del producto a todo el país, lo que implica un control riguroso de los medicamentos, así como el robustecimiento de un registro médico que controlará el Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea entre otras acciones.

Correspondió al Dr. Jorge Trejo Gómora, Director General del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea, hablar sobre el Registro Nacional de Pacientes con Hemofilia. En ese sentido, justificó la existencia de ese instrumento al decir que: “Es importante contar con un registro que suma variables que permitirán conocer a los pacientes como grupo y de manera individual, sociodemográfica, geográfica, clínica, y terapéutica o de tratamiento”.

“El registro permitirá tener información, consolidar y analizar la información para tomar mejores decisiones basadas en registros objetivos y de conocimiento de los pacientes para incrementar su calidad de vida cada vez más”, agregó”.

El registro es el primer modelo para una enfermedad hematológica con pacientes y tratamiento de hemofilia. Por ello, celebró el logro de un nuevo tratamiento que comentó el doctor Carlos Martínez Murillo, ya que el registro permitirá conocer el conocimiento clínico demográfico de los pacientes, por ejemplo, el número de los con hemofilia A, Dónde se ubican, qué tratamiento reciben y cómo responden, para tomar decisiones en materia de salud pública y medicina y que impacten a la población positivamente.

El registro se encontrará en el Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea donde se generarán variables que aporten más información y más variabilidad. El registro será dinámico y permitirá posicionar a México como un país que puede tomar decisiones en materia de salud respecto a los pacientes con hemofilia, concluyó.

  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

medicamentos, Inmegen, hemofilia, hacienda, Emicizumab, ahorro, vih, hepatitis

Califica este artículo

5.00