Oncologia.mx - Cáncer en Adolescentes
Inicio | Noticias | Oncología | Cáncer en Adolescentes

Cáncer en Adolescentes

Por
Cáncer en Adolescentes

Farina Esther Arreguin González, Vocal Sociedad Mexicana de Oncología SMeO 2016-2018

Este artículo también puede encontrarse en la Edición Impresa del mes de Octubre, Revista LaSalud.mx y Oncologia.mx impresa y distribuida en Milenio Diario e Instituciones de Salud, o en la versión digitalizada en ISSUU

Se estima que en México se presentan entre 5 y 6 mil casos nuevos de cáncer en niños y adolescentes de forma anual. Sin embargo, el estudio de la epidemiología de esta enfermedad en el grupo de adolescentes es un verdadero reto.

La adolescencia es el periodo comprendido entre los 10 y 19 años de edad y en la mayoría de los casos existe dificultad en el registro de casos nuevos de cáncer en este grupo etario. De acuerdo a los datos recolectados por CeNSIA (Centro Nacional para la Salud de la Infancia y la Adolescencia) en el periodo de 2008-2014 el cáncer en adolescentes representa el 36.5% y 34.8% del total de casos diagnosticado en hombres y mujeres respectivamente. Los adolescentes presentan tiempos de latencia un poco más largos, esto es el intervalo entre el inicio de los síntomas y el diagnóstico, comparados con resto de niños, esto es por un bajo índice de sospecha de cáncer por parte de los pacientes y de los médicos, aunado a la falta de seguro de salud, médicos inexpertos y un estudio inadecuado para la edad del paciente dando lugar a etapas más avanzadas de la enfermedad y a un peor pronóstico, con un impacto en la sobrevida de los adolescentes; en nuestro país se reporta una mortalidad de 5 casos/100 000 en la población de 10-14 años y de 12 casos/100 000 en pacientes de 15-17 años

Los adolescentes tienen cambios en la fisiología (por ejemplo, hormonal), farmacología (por ejemplo, depuración de fármacos), polimorfismos o propiedades genómicas que difieren de los infantes y adultos que impactan en la susceptibilidad y eficacia de los tratamientos contra el cáncer. De igual forma el cáncer en adolescentes tiene una biología tumoral diferente a la observada en infantes y adultos, presentando alteraciones moleculares que predisponen a un pronóstico adverso y a una resistencia a los fármacos utilizados para su tratamiento, con un alto impacto en las tasas de curación.

Así mismo, cuando el cáncer se diagnostica en esta etapa, cuestiones como el enfrentamiento prematuro con su propia mortalidad, cambios en la apariencia física, mayor dependencia de los padres, interrupciones de la vida social y la escuela o el empleo debido al tratamiento, la pérdida  potencial  de  la  capacidad  reproductiva  y  la salud, las preocupaciones sobre el futuro son particularmente angustiantes, pueden interferir con la adhesión a la terapia, y tienen repercusiones a largo plazo.

Es por eso, que en este Congreso decidimos abordar justo este tópico, un tema difícil y con muchas áreas de oportunidad en el sector salud. Sabemos que son un grupo vulnerable, yo diría mucho mayor que     el resto de los grupos, pero además en muchos lugares no está bien definido, hasta qué edad estos pacientes son atendidos por oncólogos pediatras o por oncólogos médicos. Por ejemplo, en el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre es hasta los 18 años cuando el Servicio de Oncología Pediátrica da atención a los adolescentes, pero en otros lados este límite de edad cambia a 16 años. En el 20 de Noviembre, estamos trabajando en la creación de espacios propios para esta población pediátrica, a cargo del Dr. Eduardo Baños Rodríguez, médico adscrito al servicio de Oncología Pediátrica.

Los adolescentes con cáncer, con frecuencia caen a través de las grietas del sistema de atención de salud existente, que clasifica a los pacientes como niños o adultos; sin embargo, ninguno de  estos  sistemas  están adecuadamente equipados para reconocer o responder a los problemas psicosociales y culturales que influyen en el diagnóstico y tratamiento del cáncer en esta población, por lo cual el cuidado de los adolescentes con cáncer requiere una apreciación de estos factores, así como un compromiso para la construcción de equipos de atención y fuentes de referencia capaces de abordar estas cuestiones de manera adecuada con la finalidad de disminuir las tasas de abandono.

El programa es muy completo y se abordarán diversos temas como son: retos terapéuticos en este grupo, biología tumoral, aspectos bioéticos, tumores raros, sarcomas, consideraciones especiales en manejo paliativo, calidad de vida en supervivientes, cáncer de piel, entre otras. Habrán dos mesas redondas muy interesantes, en la primera  se abordará ¿quién debe de tratar a estos pacientes?, si el oncólogo pediatra o el oncólogo médico, y la segunda es sobre los elementos fundamentales para mejorar la atención en estos pacientes, y el último día se presentará todo lo referente a investigación.

Este año los ponentes son de súper lujo, es un equipo multidisciplinario conformado por oncólogos pediatras, oncólogos médicos, derma- oncólogos, neuro-oncólogos, paliativistas, radio-oncólogos, tanto nacionales como extranjeros, invitamos a Dra. Rocío Cárdenas (INP), Dr. Luis Juárez (HIM), Dra. Lourdes Vega (HITO), Dra. Sandra Sánchez (IMSS), Dr. Martinez Tlahue (INCAN), Dr. Marco Aguilar (INP), Dr. Gabriel Peñaloza (Hospital Juárez), Dra. Liliana Velasco (INP), Dra. Paola Friedrich (St. Jude), Dra. Enoé Cruz (HITO), Dra. Wendy Bautista (NCI), Dr. Stuart Siegel (Children`s Hospital Los Ángeles), Dr. Oscar González (Hospital Civil de Guadalajara), Dr. Stuart Siegel (Children`s Hospital los Ángeles), Dr. Javier Lozano (Comisión Nacional de Promoción Social en Salud), Dr. Simon Davies (Teen Cancer America), Dr. Carlos Leal (Instituto Nacional de Pediatría), Dr. Eduardo Baños (ISSSTE), Dra. Teresa Vega (INCAN) y Dra. Aracely López (ISSEMYM)

En cuanto a investigación, este año se presentan los avances del grupo de Pediatría, comandado por la Dra. Zapata, quien en conjunto con las doctoras Liliana Velasco Hidalgo y Aracely López Facundo, están haciendo un trabajo formidable y han logrado juntar a 17 hospitales para investigación multicéntrica, algo nunca antes visto en Oncología Pediátrica. Sin duda, esto es labor de equipo, y GCIMO Pediatría tiene la camiseta bien puesta, todos trabajando por un mismo fin, en contra del cáncer infantil.

Incluso con el tema que estaremos abordando en este congreso, específicamente adolescentes y adultos jóvenes, un tópico nunca antes abordado, esperamos incidir en políticas públicas, para que volteen a ver a esta población vulnerable.

Este artículo también puede encontrarse en la Edición Impresa del mes de Octubre, Revista LaSalud.mx y Oncologia.mx impresa y distribuida en Milenio Diario e Instituciones de Salud, o en la versión digitalizada en ISSUU

  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

SMEO, oncologia, farina arreguin, cáncer en adolescentes

Califica este artículo

0