Oncologia.mx - Cáncer cervicouterino, segunda causa de mortalidad en la mujer mexicana
Inicio | Noticias | Oncología | Cáncer cervicouterino, segunda causa de mortalidad en la mujer mexicana

Cáncer cervicouterino, segunda causa de mortalidad en la mujer mexicana

Por
Cáncer cervicouterino, segunda causa de mortalidad en la mujer mexicana

La prevención principal arma en la lucha contra el cáncer

Urge que tanto mujeres como hombres se informen sobre este padecimiento

 “la infección causada por el VPH es la enfermedad de transmisión sexual más común en todo el mundo, de ahí que es necesaria la vacunación en hombres y mujeres para prevenir las enfermedades asociadas al virus del papiloma humano”: Dr. Carlos Aranda  

LaSalud.mx. - Previo a la celebración de la Lucha Contra el Cáncer Cervicouterino que se celebra cada año el 9 de agosto, se ofreció una conferencia de prensa, donde se informó que, en nuestro paísy de acuerdo con cifras de Globocan, 16.9% de las mujeres diagnosticadas con cáncer padecen CaCu y 11.9% fallecieron a causa de esta enfermedad

En México, el cáncer cervicouterino (CaCu) sigue siendo la segunda causa de mortalidad por cáncer en las mujeres. De acuerdo a las cifras publicadas en GLOBOCAN para 2012, 16.9% de las mujeres diagnosticadas con cáncer padecen CaCu y 11.9% fallecieron a causa de esta enfermedad. Además las cifras demuestran que el foco principal de este padecimiento se encuentra en mujeres entre 34 y 45 años.

El CaCu es un padecimiento común en la población femenina de mediana edad, la mayoría de los casos se detecta en personas de 50 años, en raras ocasiones se presenta en jóvenes menores de 20 años y no descarta a las adultas mayores, ya que más del 15% de los casos se presenta en mujeres mayores de 65 años, de acuerdo con estadísticas de GLOBOCAN.1

En México durante el periodo de septiembre de 2013 a junio de 2014 se realizaron 2’616,120 detecciones de CaCu a través de la prueba de Papanicolaou en las unidades médicas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), de acuerdo con las cifras presentadas en el 2do Informe del Gobierno Federal.

El cáncer cervicouterino es una de las consecuencias de la infección por el Virus del Papiloma Humano. El VPH es un grupo de más de 150 virus y se puede transmitir por medio del contacto con la piel infectada con el virus. La forma más común de contagio es mediante el sexo vaginal, anal e incluso oral.1

El CaCu se inicia en las células que revisten el cuello del útero, estas células no se modifican a cáncer de un día a otro, gradualmente se van transformando a precancerosos y posteriormente derivan en cáncer, este cambio puede tardar varios años, aunque en algunos casos puede tomar menos de un año. El estudio para detectar los cambios en estas células es la prueba de tamizaje (Papanicolaou y ADN) y es realizada por el ginecólogo en la consulta periódica.

Como en todas las enfermedades, existen diversos factores de riesgo que aumentan la probabilidad de padecer CaCu, entre ellos se encuentran antecedentes familiares con este padecimiento, tabaquismo, mala alimentación e infecciones de VPH. En este caso, es importante enfocarse en aquellos que se pueden modificar y prevenir, como evitar el consumo de tabaco, mejorar la alimentación y aplicar la vacuna contra VPH. Incluso en aquellas mujeres que ya han sido diagnosticadas o tratadas por una infección previa por el VPH, vacunarse hoy les permite protegerse contra nuevas infecciones.3

 El Dr. Carlos Aranda, Jefe de Servicio de Oncología del Hospital General de México Eduardo Liceaga y Presidente del Consejo Mexicano de Oncología, comentó que “la infección causada por el VPH es la enfermedad de transmisión sexual más común en todo el mundo, por lo que es necesaria la vacunación en hombres y mujeres para prevenir las enfermedades asociadas al virus del papiloma humano, como el cáncer cervicouterino, que representan un foco rojo para la salud pública”.

En México, la tasa de mortalidad por tumor maligno del cuello del útero para el 2014 se estimó en 10.9 defunciones por cada 100 mil mujeres de 25 años o más, un poco menos de lo prospectado para 2013, que fueron 11.4 defunciones por cada 100 mil mujeres del mismo rango de edad.

 “Si bien el cáncer cervicouterino es la segunda causa de mortalidad por cáncer en las mujeres en México, se trata de una enfermedad que podría evitarse, ya que está relacionada con la infección por el virus del papiloma humano (VPH), una condición que podría prevenirse mediante la vacunación, visitas ginecológicas periódicas y el Papanicolaou anual”, señaló la directora de la Fundación Nacional para el Cáncer Cérvico Uterino, A.C. (FUNACC), Patsy Ordoñez.

La vacunación contra el VPH es una poderosa arma de prevención, que permite proteger tanto a varones como a mujeres de los problemas de salud que ocasionan los tipos más frecuentes de este virus, entre los que se encuentran los subtipos 16 y 18, responsables del 70% del desarrollo de cáncer de cuello uterino.

Referencias:

1.      American Cancer Society (EE.UU.). Cervical Cancer. Disponible en:http://www.cancer.org/ Consultado el 27 de julio de 2015.

2.      GLOBOCAN. GLOBOCAN 2012:  Estimated Cancer Incidence Worldwide in 2012. Disponible en: http://globocan.iarc.fr/Pages/fact_sheets_population.aspxConsultado el 15 de julio de 2015.

3.      Olsson SE, Kjaer SK, Sigurdsson K y cols. Evalution of quadrivalent HPV 6/11/16/18 vaccine efficacy against cervical and anogenital disease in subjects with serological evidence of prior vaccine type HPV infection. Landes Biosciende. 2009; 5:10 ; 696-704.

  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

cáncer cervicouterino

Califica este artículo

0