Oncologia.mx - In Memoriam Dr. Luis Benítez-Bribiesca (1934-2015)
Inicio | Noticias | Oncología | In Memoriam Dr. Luis Benítez-Bribiesca (1934-2015)

In Memoriam Dr. Luis Benítez-Bribiesca (1934-2015)

Por
In Memoriam Dr. Luis Benítez-Bribiesca (1934-2015)

“Honor a quien honor merece”.

Oncologia.mx.- Este es un homenaje In Memoriam a través de una breve síntesis biográfica y curricular. La madrugada del lunes 30 de noviembre del 2015 falleció el Dr. Luis Benítez Bribiesca, miembro del cuerpo editorial de nuestro Journal of Cancerology y de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional de Cancerología (INCan), durante mi segundo periodo de 5 años como Director General.

El Dr. Benítez nació en la ciudad de México, el 14 de julio de 1934, hijo del Dr. Luis Benítez Soto, eminente médico patólogo militar y de la Sra. Blanca Bribiesca. Su padre fue un estímulo importantísimo que lo impulsó a seguir la especialidad de Patología.

En 1950 ingresó a la Escuela Médico Militar y finalizó su carrera como Médico Cirujano en 1956. Siempre fue un alumno destacado y obtuvo los primeros lugares cada año y, como era de esperarse, obtuvo mención honorífica en su examen profesional en 1956, realizo su residencia de Patología en el Mallory Institute of Pathology, en la ciudad de Boston, Massachusetts, cuyo jefe de Patología era el mismísimo Dr. Stanley Robbins, pilar fundamental de la Anatomía Patológica mundial. Después de tres años, ganó el premio-beca “Alexander von-Humboldt” para un postgrado en Patología Experimental en Alemania donde se formó como investigador durante dos años en la Ciudad de Bonn.

Tutor principal de la Maestría en Física Médica (MFM) de la UNAM y responsable de la organización de las actividades médicas del programa desde su creación en 1997. Su actividad principal era la investigación oncológica. Fue autor de más de cien trabajos científicos en revistas nacionales e internacionales, varios libros sobre temas biomédicos y numerosos artículos periodísticos de divulgación científica. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores, la Academia Mexicana de Ciencias, la Academia Mexicana de Cirugía y la Academia Nacional de Medicina. Autor del libro “Una Ruta Hacia la Ciencia. La Preparación de un Científico” y fue editor de las revista "Archives of Medical Research", editor emérito de "Gaceta Médica de México", así como fundador y editor emérito de la revista "Patología".

Con una gran formación académica, intelectual, artística, científica y humanística integral, poseedor de una serie de virtudes que de manera destacable, lo recuerdo hace algunos años en una sesión cultural de la Academia Nacional de Medicina en la que con su voz interpretó varias arias de óperas acompañado de piano, con una actuación excepcional.

En el año 2000 el comité organizador del “Charter of París Against Cancer” del French Cancer National Institute, el Dr. David Khayat  me invitó como signatario de la Carta Mundial Contra el Cáncer, en la que sería firmada por 100 destacados oncólogos de todo el mundo, a la vez me solicitaron que invitara a dos oncólogos científicos de México, invité a Luis Benítez Bribiesca  y  a Reyes Tamez Guerra,  investigador de la Universidad Autónoma de Nuevo León, me acompañaron a París como signatarios, el sitio fue en L’Élysée Palace de París, el 4 de febrero  celebrando la primer Cumbre Mundial Contra el Cáncer en la que se lanzó la Carta Mundial Contra el Cáncer, con la presencia del Presidente Jacques Chirac como testigo y signatario y Koïchiro Matsuura, Director-General of the UNESCO y de otras altas autoridades de la Organización Mundial de Salud (OMS).

En el  2003, de nuevo invité a Luis para que me acompañara al Palacio de Versalles en París, en el que recibí el “11th Premio Cino del Duca Award” que me otorgaron durante el International Congress on Anti-Cancer Treatments, su compañía fue de las mejores experiencias que he tenido en mi vida, todo un personaje, simpático, bromista, muy culto, con el dominio de varios idiomas, español, inglés, francés y alemán. 

Considero a Luis uno de mis mejores amigos,  lo admiré mucho y su ausencia para mi es de una gran irreparable pérdida, muchos que lo conocieron y lo trataron, coinciden con insistencia en su gran calidad humana, además de su innata y excepcional capacidad para la docencia, siempre reflejada en el servicio del Ejército Mexicano, la Escuela Médico Militar y, por supuesto, en todos sus alumnos militares y civiles, es el caso de uno de sus mejores y brillantes alumnos Horacio Astudillo de la Vega, además de toda la comunidad médica de México.

Descansa en Paz

Dr. Jaime G.de la Garza- Salazar

 
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo

Califica este artículo

4.00