Oncologia.mx - El dolor de hueso en niños puede ser cáncer
Inicio | Noticias | Oncología | El dolor de hueso en niños puede ser cáncer

El dolor de hueso en niños puede ser cáncer

Por
El dolor de hueso en niños puede ser cáncer

La detección temprana mejora el pronóstico

 

Este 15 de febrero, México conmemoraun año más el Día Internacional del Cáncer Infantil, marco propicio para reiterar la conciencia en un padecimiento que principalmente afecta a los niños entre 4 y 9 años.


Uno de los cinco tipos de cáncer más frecuentes que afectan a los niños es el osteosarcoma, un tumor maligno que destruye el huesoprincipalmente deaquellos que no rebasan los 15 años de edad. 


“Éste es el cáncer de hueso más común de la edad pediátrica en el país”, señaló la Dra. Lourdes Vega, Oncóloga Pediatra y Presidenta de la Agrupación Mexicana de Oncohematología Pediátrica (AMOHP).


Las evidencias estadísticas muestran que el osteosarcoma es ligeramente más frecuente en adolescentescon talla mayor al promedio,-siendo éste el principal factor de riesgo-, asociándose al rápido crecimiento de los huesos, sin embargo, el padecimiento también puede presentarse en adultos.


La exposición a la radiación es otro desencadenante de este padecimiento, por lo que aquellos niños que recibieron radioterapia para un episodio anterior de cáncer también tienen un mayor riesgo de sufrir osteosarcoma.


En orden respectivo de presentación, el osteosarcoma afecta principalmente a las extremidades del cuerpo, siendo el tercio inferior del muslo el sitio mayormente comprometido por este tumor, seguido del tercio superior de la pierna y el tercio superior del brazo.


El padecimiento es más frecuente en niños y adolescentes menores de 15 años.


El osteosarcoma produce síntomas no específicos, “por lo que se vuelve indispensable el médico de primer contacto para detectar la enfermedad en forma oportuna y con esto, disminuir las posibilidades de un pronóstico adverso”, señaló la Dra. Vega, lo que puede llevar al paciente a la pérdida de la extremidad afectada o poner en riesgo su vida pese a un tratamiento adecuado.


En ese sentido, la especialista agregó que “un diagnóstico temprano puede ser la diferencia entre salvar la extremidad del paciente, pero sobre todo, y más importante, su vida, ya que esto ofrece un 60 por ciento de posibilidades de curación”. De hecho, no hay posibilidad de prevenir el cáncer infantil pero sí de detectarlo a tiempo.


El síntoma inicial del osteosarcoma es el dolor en el área afectada en el 90 por ciento de los casos, sin embargo, es comúnmente confundido con dolores del crecimiento o se atribuye a un traumatismo reciente –un golpe por lo general-.


Adicionalmente, puede presentarse aumento de volumen en el sitio comprometido y, dependiendo del avance del cáncer, el paciente pierde la función de las articulaciones adyacentes al hueso afectado, lo cual puede indicar que se trata de una enfermedad avanzada.


El pediatra  oncólogo, Dr. Armando Martínez Ávalos, destacó que la sola presencia del dolor localizado en alguna extremidad  precedido o no, de un traumatismo es una señal de alarma que nos obliga como padres a la inmediata consulta médica, puede ser cáncer.


Los estudios que se realizan para diagnosticar este tipo de tumores son Rayos X, tomografía axial computarizada y resonancia magnética, sin embargo, el diagnóstico definitivo se realizará a través de la toma de una biopsia.


Un diagnóstico temprano ofrece un 60 por ciento de posibilidades de curación, ya que no hay oportunidad de prevenirlo.


Una vez que se ha detectado el tumor, el tratamiento que sigue es la quimioterapia y cirugía para destruirlo completamente. Con los avances en cirugía en los últimos años y el uso de la quimioterapia para reducir el tumor, la cantidad de pacientes que requieren amputaciónde la extremidad ha disminuido. 


Es factor indispensable la oportunidad con que se haya detectado el cáncer para salvar la extremidad, así como para evitar que las células cancerígenas se expandan a otras partes del cuerpo, como pulmones o hígado.


“Existe en la actualidad un medicamento que para los oncólogos representa una herramienta innovadora en el tema del tratamiento del osteosarcoma”,  aseveró la Dra. Vega, quien agregó que con el advenimiento de este nuevo medicamento “hay oportunidad de que los pacientes mejoren, pues se incrementaría  la posibilidad de curación”.


El osteosarcomapuede ser curable si se detecta a tiempo, para evitar su extensión a otros órganos como pulmones, hígado u otros huesos. Un diagnóstico oportuno puede marcar la diferencia en la vida de un niño. 


 

  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato

Etiquetado como:

Cáncer Infantil

Califica este artículo

0